CIUDAD DE MÉXICO, 16 de abril.- El Santos Laguna quiere dar el primer “golpe” cuando visite en Argentina a Lanús, que buscará sacarle provecho a su localía, en el partido de ida de octavos de final de la Copa Libertadores.

Este encuentro se llevará a cabo en el estadio Ciudad de Lanús, con arbitraje del chileno Patricio Polic.

Los de la Liga MX fueron uno de los mejores equipos durante la fase de grupos, al grado de que únicamente perdieron un juego en suelo pampero, donde Arsenal los venció 3-0, aunque en dicha visita el técnico Pedro Caixinha usó un equipo de suplentes.

Ahora, consciente que cualquier error puede costarle todo el trabajo realizado, el timonel portugués no dudará en utilizar a su mejor cuadro en busca de un resultado que le permita llegar con más calma a la vuelta.

Deberán ser inteligentes para atacar, sin que esto signifique que le regalarán toda la iniciativa al rival, porque eso le puede resultar muy costoso si su aparato ofensivo no se muestra sólido como lo ha sido.

Enfrente estará el Granate, que llegó a estas instancias al finalizar en el segundo sitio del Grupo Tres, apenas por encima del conjunto chileno del O’Higgins.

Pese a ello, el técnico Guillermo Barros Schelotto cuenta con elementos de gran experiencia como Leandro Somoza y el uruguayo Santiago Pelado Silva, que en cualquier momento pueden inclinar la balanza.

Si los sudamericanos quieren llegar con posibilidades al partido definitivo, es necesario que consigan una victoria por una diferencia importante. De otra forma tendrían un panorama muy complicado en suelo mexicano.