TORREÓN, 13 de abril.- Oswaldo Sánchez, portero del Santos, fue uno de los protagonistas de aquella salvación épica que lograron los Guerreros en el Clausura 2007, situación que lo hace entender y comprender el complejo y triste momento por el que traviesa su próximo rival: Atlante.

Al experimentado arquero le incomoda ser quien le dé la puntilla a los desahuciados Potros.

Nosotros sólo nos tenemos que enfocar a hacer nuestro trabajo, pero la verdad es que jugar el descenso es muy complicado y muy difícil. Me solidarizo con ellos, pero nosotros tenemos que ganar, porque necesitamos acomodarnos en una buena posición en la tabla para pensar en la liguilla, porque si no sacamos un buen resultado podríamos quedar hasta fuera de esa posibilidad. Así que cada quien tendrá que luchar por lo suyo”, consideró el guardameta.

Oswaldo fue uno de los artífices para que Santos lograra la salvación hace siete años, y un después se encumbró con el tercer título de los Guerreros.

La verdad es muy duro enfrentarlos en esta circunstancia, pero nosotros hace ocho años estábamos en la misma, y es algo que no le deseas a nadie. De mi parte les deseo mucha suerte, pero nosotros tenemos que hacer nuestro trabajo y buscar el triunfo”, insistió.

Para el arquero de Santos lo importante será que el equipo adquiera una regularidad que les permita ser más sólidos de cara a la liguilla.

“Mientras puedas corregir y tengas el punch para revertir y reaccionar siempre estarás vivo, eso lo tenemos que poner en positivo y corregir cuanto antes.”