CIUDAD DE MÉXICO, 10 de abril.- Faltan tres fechas para que termine la fase regular del el torneo Clausura 2014 y el Atlante sigue hundido en el fondo de la tabla porcentual, mientras que Atlas, Veracruz y Puebla han tomado algo de oxigeno gracias a la ventaja de puntos que tienen sobre los azulgrnas, que en la jornada 14 no sumaron al tropezar en casa ante Tigres.

Los Potros aún tienen opciones matemáticas de permanecer en la máxima categoría, ya que aún tienen oportunidad de superar al Puebla o Veracruz, pero el escenario se antoja más que difícil.

Atlante ocupa la décima posición de la tabla general con un acumulado de 18 unidades, todavía tiene oportunidad de clasificar a la liguilla.

Pero, en la tabla porcentual la situación es totalmente diferente, son últimos en dicha clasificación y cuando restan nueve unidades por disputarse, el equipo de Cancún está a ocho puntos del Atlas y a seis del Puebla.

Los Potros ya no dependen de sí mismos, sino de sus rivales directos. Los pupilos de Marini necesitan ganar los tres partidos que les restan; de visita ante Santos, en casa ante Xolos y de nuevo a domicilio frente a Jaguares. Pero sobre todo, están a expensas de que Atlas, Puebla o Veracruz no ganen alguno de sus tres partidos.

La Franja es el equipo que podría ocupar el lugar que hasta ahora ocupan los Potros de Hierro. Puebla requiere de tres puntos para quedarse en el máximo circuito, aunque su calendario también luce complicado: recibe al América, visita a Pachuca y cierra en casa frente a Morelia.

A los Tiburones Rojos del Veracruz les basta un punto para conseguir la permanencia en Primera División. Recibiendo a Pumas, visitando a Monterrey o en casa frente a Santos, los escualos intentarán sumar dicha unidad. 

En caso de que Veracruz pierda los tres encuentros y el Atlante sume cuatro puntos, los Potros de Hierro se salvarían y el descendido serían los Tiburones.

Los Rojinegros del Atlas requieren de dos puntos para salvarse y podrían conseguirlos en la visita al Querétaro, recibiendo al Toluca o a domicilio contra Tigres.

En caso de que Atlante ganara sus tres partidos, los Potros tendrían que esperar a que el Puebla no gane un partido o empate los tres que le restan o que el Atlas pierda los tres que le restan, ya que en caso de empatar uno, los Zorros se salvarían.

cmb