GUADALAJARA, 8 de abril.- El delantero Omar Bravo, de las Chivas de Guadalajara, reveló hoy que pasó uno de los momentos de más frustración de su vida como consecuencia de su lesión, pero ya está sano y listo para regresar a la cancha.

Nunca había estado fuera tantos partidos, sentí frustración, estuve triste, sin embargo ahora estoy bien y con muchos deseos de jugar", señaló el atacante que se perdió cinco partidos de liga por una tendinitis.

Bravo contó que le causó desazón seguir las indicaciones de los médicos y continuar ausente de la cancha cuando tenía deseos de ayudar a su equipo, con altibajos en el rendimiento.

Al referirse al nuevo entrenador de las Chivas, el argentino Ricardo La Volpe, quien lo dirigió en la Copa Mundial de Alemania 2006, el atacante recordó que se trata de un conocedor que enseña conceptos y ellos deben aprender de su experiencia.

DEBEN APRENDER DEL 'BIGOTÓN'

"De La Volpe debemos aprender", aseveró Bravo, quien suma tres goles en 745 minutos en la cancha desde que regresó este año al Guadalajara, proveniente de los Rojinegros del Atlas.

Las Chivas continuaron la preparación de su partido del próximo domingo ante los Monarcas de Morelia que el conjunto espera ganar para mantenerse en la zona de clasificación.

Entre las novedades de la práctica dirigida por La Volpe estuvo la dolencia sufrida por el defensa Jaír Pereira, uno de los titulares, quien sintió un piquete en la parte posterior del muslo derecho y deberá someterse a un estudio para confirmar o descartar un desgarre.

El pasado fin de semana, en el debut de La Volpe, el equipo venció 1-3 a los Tuzos de Pachuca con lo cual se metió en zona de clasificación al subir al octavo lugar de la tabla.

cmb