BAHRÉIN, 3 de abril.- El piloto español de Fórmula Uno, Fernando Alonso (Ferrari), aseguró hoy, en los días previos al Gran Premio de Bahréin, que el mayor problema de la nueva temporada de la Fórmula Uno no es que falte "emoción", sino que los monoplazas son "muy lentos".

No es un problema de emoción, es que los coches son muy lentos", afirmó Alonso acerca del transcurso de esta temporada 2014, un día antes del inicio de los entrenamientos en el Circuito Internacional del Bahréin.

"La vuelta rápida histórica en Malasia es 1:34.8, marcada por (el alemán Sebastian) Vettel en 2011, y (el británico Lewis) Hamilton hizo 1:43.0 el pasado fin de semana. Son ocho segundos de diferencia", argumentó el piloto asturiano, bicampeón del mundo en 2005 y 2006.

Para Alonso, como piloto, al rodar varios segundos más lento "no disfrutas tanto". "Para pilotos como yo, Kimi (Raikkonen) o Jenson (Button), que competimos en otra Fórmula Uno, no es que sea mejor o peor, pero echas de menos aquellos coches", agregó.

Aparte de la potencia de los nuevos monoplazas, las limitaciones de combustible también influyen en la actual velocidad de la Fórmula Uno, ya que, según Alonso, con algo más de combustible, "los coches más rápidos serían aún más rápidos, y los más lentos, un poco menos".

Tenemos que hacer un mejor espectáculo, pero hay que pensar la manera de hacerlo. También hay que dar un poco de tiempo porque tan sólo llevamos dos carreras", concedió Alonso.

"Algunos partidos de futbol, ves un 0-0 y puede ser un partido muy aburrido, pero la siguiente semana ves un 5-4 y lo disfrutas mucho más. Estamos esperando a esa carrera emocionante que todos deseamos. Veremos si este fin de semana podemos hacerlo mejor", finalizó.

ald