GLENDALE, 3 de abril.- Con una gran reacción en el segundo tiempo, la selección de México vino de atrás para rescatar el empate 2-2 ante su similar de Estados Unidos, en partido amistoso que se celebró en el estadio de la Universidad de Phoenix.

Los goles de los estadounidenses fueron obra de Michael Bradley, al minuto 14, y de Chris Wondolowski, al 27, mientras Rafael Márquez, al 48, y Alan Pulido, al 63, lograron el empate.

Cuando todo indicaba que la primera derrota de Miguel Herrera al frente de México sería ante su acérrimo rival, los cambios en el segundo tiempo y ese deseo por no ser superado le permitieron al “Tri” venir de atrás para sacar un empate, que sin duda le deja muchas conclusiones al “Piojo” de cara a la lista final.

El inicio fue altamente complicado para los “verdes”, quienes se vieron superados de manera total por el cuadro norteamericano comandado por Michael Bradley, quien le ganó por completo el medio campo a un desorientado Jesús Zavala.

El ex jugador de la Roma de Italia dejó claro porqué es uno de los indispensables de este equipo, no solo porque habla fuerte, sino porque desde su posición inicia y comanda a su equipo, que fue totalmente superior a un “Tri” sin cohesión, que no tuvo conexión para lograr oponer resistencia en el primer lapso.

Muestra de ello fue que antes de que se cumplieran los primeros 15 minutos ya estaban abajo en el marcador, en un tiro de esquina por derecha hasta segundo poste, donde Bradley le ganó la posición a Zavala, para introducir el balón al fondo de las redes, al 14.

Esta anotación acentuó el dominio del local, que aumentó su ventaja al minuto 27, en una acción en la que Miguel Layún se olvidó de defender y le dejó toda la banda a Tony Beltrán, quien por derecha mandó un centro a primer poste, donde Bradley peinó el esférico a la llegada de Wondolowski, y éste llegó para barrerse y vencer a Muñoz.

El técnico Miguel Herrera no tuvo más opción que hacer cambios en el complemento, decidió sacar a Zavala y a Carlos “Gullit” Peña, para darle cabida a Juan Carlos Medina y a Raúl Jiménez, con lo que el equipo empezó a tener más presencia en el área, pero, sobre todo, con mayor posesión del esférico.

Los visitantes lograron acortar distancias en un tiro de esquina por izquierda al “corazón” del área, donde Rafael Márquez, sin duda su mejor hombre, entró sin marca para conectar un cabezazo sólido que dejó parado al portero Nick Rimando, al minuto 48.

Ya con Luis Montes y Paul Aguilar en la cancha, el dominio pasó a ser totalmente del “Tri”, que logró la paridad tras un disparo de Raúl Jiménez que llevaba etiqueta de gol y que Rimando sacó a una mano.

La igualada cayó en una acción en la que el defensa de América puso un derechazo en la base del poste, al rebote estuvo atento Alan Pulido, quien mandó el balón al fondo de las redes, al 63.

Los de casa tardaron en reaccionar y cuando lo hicieron lograron retomar la ventaja, pero el gol de Eddie Johnson fue anulado por un apretado fuera de lugar. La respuesta vino de los botines de Miguel Ponce, que a la entrada del área sacó un disparo que Rimando mandó por encima.

Ya no hubo tiempo para más y ambos equipos se tuvieron que conformar con un empate que sin duda deja muchas conclusiones para ambos técnicos, sobre todo para Herrera, quien parece tener más claro quién ya no va a estar en su cabeza y quiénes son indiscutibles y además enseñó que es capaz de rectificar en un mismo partido.

cmb