CIUDAD DE MÉXICO, 2 de abril.- En América aún saborean la goleada de 4-0 sobre las Chivas en el clásico nacional y creen que su actuación servirá de impulso para encarar de mejor manera el resto del torneo.

A consideración del mediocampista Jesús Molina su equipo llegará rearmado al cierre del torneo, pero en especial al clásico joven contra el Cruz Azul. Afirmó que todos los integrantes del plantel americanista tienen la confianza recuperada. 

Necesitábamos de un triunfo así porque se recupera la confianza; el ánimo del equipo no había estado del todo bien por la racha negativa, pero el ganar el clásico da una mentalidad diferente, hay una energía renovada en el equipo y esperemos seguir de la misma manera para entrar a la liguilla con una inercia ganadora”, comentó.

Para el contención, el duelo ante la Máquina será más duro que el del domingo anterior frente al Rebaño, por la calidad de su plantel, porque es el líder del torneo y porque aún desea cobrar revancha de la final que perdió en el Azteca hace ya un año. Incluso consideró que la rivalidad se notará más por el antecedente de la final del Clausura 2013.

El mediocampista descartó que exista un favorito en dicho enfrentamiento, a pesar de que su equipo trae el impulso que significó el golear al Rebaño.

Mencionó, por otra parte, que es momento de volver a hacer valer la localía, debido a que no han ganado en los recientes cuatro encuentros, en los que sumaron tres derrotas y un empate.

“Hay que encontrar ese equilibrio, ganar en casa porque no hemos ganado en cuatro partidos. Soy consciente de que el equipo en casa no ha conseguido los resultados que deseamos, pero hay que subrayar que ha trabajado para estar en los primeros lugares”, señaló.

Por su parte Luis Gabriel Rey, que anotó dos goles frente a las Chivas, espera que América pueda confirmar su mejoría en la jornada 14. La idea del equipo, afirmó, es no bajar de nueva cuenta su rendimiento. 

“El equipo va a intentar hacer un buen futbol el sábado porque el rival así lo amerita y para nosotros significa meternos de lleno a la Liguilla. Respecto al clásico, creo que sólo fue un partido en el que sacamos los tres puntos, nada más. Ahora viene algo más importante porque es el líder de la competencia”, señaló.

Al igual que Molina, espera  que el duelo ante Cruz Azul será uno de los más complicados del torneo por lo bien que ha jugado La Máquina.