WASHINGTON, 1 de abril.- El presidente Barack Obama recibió el martes en la Casa Blanca a los Medias Rojas de Boston, campeones de la Serie Mundial, elogiándoles por la conquista de su tercer campeonato en la última década y ser símbolos de la "determinación" de la ciudad tras los atentados en el maratón de Boston el año pasado.

No toda la ceremonia revistió de seriedad. David Ortiz, el astro dominicano de los Medias Rojas, le entregó al presidente una franela del equipo estampada con el apellido "Obama" y el número 44 en la espalda. Ortiz también se sacó una foto con el mandatario, usando la cámara de su teléfono. "Big Papi" subió la foto de inmediato a su cuenta de Twitter.

Además, el jardinero Jonny Gomes se paseó por la Casa Blanca con una chaqueta deportiva que se asemejaba a la bandera de Estados Unidos.

Obama señaló que el deporte "pareciera ser algo trivial, que solo es entretenimiento, (pero), de vez en cuando uno te recuerda que representa otra cosa y que tiene el impacto de unir a la gente como ninguna otra cosa".

Los atentados cobraron tres vidas y dejaron 260 heridos.

Obama, fanático de los Medias Blancas de Chicago, le deseó buena suerte a Boston esta temporada y luego bromeó con el nombre de ambos equipos: "Que gane el mejor".

cmb