CIUDAD DE MÉXICO, 29 de marzo.- El Loco Valdés y Sergio Corona, dos clásicos de la comedia mexicana, suelen cruzar una apuesta en cada América-Chivas. Así, por ejemplo, a Corona, con la camiseta del Guadalajara puesta, le tocó alguna vez ser bañado con baldes de agua fría durante un programa en cadena nacional y, en otra ocasión más reciente, el Loco Valdés tuvo que caminar por Paseo de la Reforma con un vestido confeccionado con los colores y escudo del América. Sin embargo, para el Clásico de mañana ambos comediantes decidieron suspender su peculiar reto, según anunciaron en visita sorpresa a la redacción de Excélsior.

“Venimos a decirles que cancelamos nuestra apuesta del Clásico por lo que pasó en el Estadio Jalisco el fin de semana pasado”, señala Sergio Corona.

“El miércoles lo decidimos”, explica, por su parte, El Loco Valdés. “Sergio me lo propuso y acepté. También propuso venir aquí al periódico a darnos una vuelta para anunciarlo, porque eso que pasó no es vandalismo, eso ya es salvajismo. Entonces pensamos que iba a ser muy feo que nosotros hiciéramos bromas después de lo que ocurrió en el Estadio Jalisco”.

Manuel El Loco Valdés, seguidor de hueso colorado de las Águilas, y Sergio Corona, aficionado del Guadalajara desde 1956, tienen una carrera de más de 60 años cada uno en el medio de los espectáculos y es conocida su afición al futbol. Sin embargo, no será ésta la primera, sino la segunda ocasión en que no realizarán su apuesta.

“La primera fue porque iba muy mal el Guadalajara y le mandé una carta a los jugadores diciéndoles que no obstante la apuesta que hacíamos Manuel y yo en cada clásico, esa ocasión se iba a suspender porque aunque es un juego, la apuesta lleva un contenido de dignidad, entonces yo no veía posibilidades de ganar. No era posible que el equipo más querido y más famoso de este país estuviera jugando tan mal”, recuerda Corona que, junto al Loco Valdés, celebra la recién creada ley contra la violencia en eventos deportivos. 

“Fíjate. Detienen a los violentos, van a un juzgado y con 50, cien pesos salen libres. ¡Entran y salen, y ya! A este grado la violencia en los estadios ha ido aumentando hasta que llegó esto, que es terrible. Y puede empeorar”, señala Corona.

“De milagro no murió nadie. Le echaron montón a los pobres polis”, dice Valdés.

No obstante la seriedad de su “protesta futbolera”, Sergio Corona y El Loco Valdés toman las cosas con humor.

“Hace muchos años fui al Estadio Azteca con un amigo argentino y él estaba sorprendido de la convivencia y el ambiente”, relata Corona.

“Se sorprendió de la parte de arriba del estadio, que sólo estuvieran cantando, echando porras y nada más. Y me comenzó a platicar: ‘Mirá, allá en Argentina son unos hijos de puta. Allá se putean, se avientan cosas, avientan orines, botellas de cerveza, avientan todo. Son unos hijos de puta’. Y me estaba diciendo eso, y ¡chín!, ¡que le pega una llave! ¡Una llave! Y le abre aquí, en la frente, arriba del ojo. Y me dice: ‘Eh, son los mismos hijos de puta que te platicaba’”.

Sin apuesta, Chivas y América llegan muy parejos al clásico. Ambos con una cosecha de 17 puntos y un torneo irregular.

“Pero gracias a la base del América, estamos en el Mundial”, reconoce Corona.

“Sí, es cierto, compadre, pero el torneo del América es desconcertante, no decepcionante, no es para tanto, porque falta un poco para que termine el campeonato”, concluye El Loco Valdés.