CIUDAD DE MÉXICO, 26 de marzo.- La californiana Meghan Hardin es una de las sensaciones del golf con tan solo 21 años.

Irradia belleza en el campo donde esté presente.

Nació el 21 de julio de 1992 y desde temprana edad se inclinó por el gusto del golf. Su mamá es una de las claves para que se inclinara por este deporte.

Es miembro del Cactus Tour y Grasshopper Tour y sueña en convertirse en jugadora profesional.

ald