MANCHESTER, 25 de marzo.- Un doblete del bosnio Edin Dzeko y otro tanto del marfileño Yaya Touré dieron hoy la victoria al Manchester City ante sus vecinos del Manchester United (0-3) y permitió a los de Manuel Pellegrini recortar distancias con el líder de la Premier, el Chelsea.

En un encuentro atrasado de la vigésima octava jornada de la liga inglesa, el City sumó una victoria que le coloca a tan sólo tres puntos de los "blues".

Los "citizens" han disputado todavía dos encuentros menos que el conjunto de José Mourinho, al que adelantarían si suman esos seis puntos pendientes.

Esta edición del derbi de Manchester llegaba marcada por la profunda crisis que arrastra el United, en una temporada en la que ha quedado prácticamente descartado para alcanzar los cuatro primeros puestos, que dan acceso a la Liga de Campeones.

El City, por contra, parece lanzado hacia la cabeza de la liga y saltaba hoy a Old Trafford convencido de que puede plantar cara al Chelsea en el tramo final del campeonato.

Tal era la convicción de los de Pellegrini que no tardaron más de un minuto en dar el primer golpe de autoridad al duelo.

Lo hizo Dzeko, que sumó su noveno gol esta temporada al aprovechar las dudas de la defensa de los "diablos rojos" para despejar un balón con seguridad y selló el 1-0 cuando apenas habían transcurrido 45 segundos desde el silbido inicial.

Esa temprana ventaja facilitó el trabajo a los visitantes, que habían planteado una línea de presión adelantada sobre los de David Moyes y que pudieron relajar su juego antes de lo previsto.

El City se echó algo para atrás y permitió que el United disfrutara de cierta posesión el balón.

Moyes había dibujado un 4-3-1-2 sobre el campo en el que el español Juan Mata era el encargado de hacer de enganche entre el medio campo y los dos puntas, los ingleses Wayne Rooney y Danny Welbeck.

Con ese esquema, el United se plantó en diversas ocasiones en el área del City, pero prácticamente no logró inquietar al portero Joe Hart.

El belga Marouane Fellaini fabricó poco antes de la media hora una de las ocasiones más peligrosas para los locales, un disparo desde dentro del área que atajó con ambas manos el guardameta inglés.

Tras el descanso, los de Pellegrini salieron con energías renovadas y se lanzaron en tromba hacia la meta del español David De Gea, tratando de sumar un nuevo gol que les diera definitivamente la tranquilidad en el partido.

El empuje de los visitantes dio sus frutos a los diez minutos del segundo tiempo, cuando Dzeko se adelantó a la defensa a la salida de un córner para conectar un balón hacia el primer palo inalcanzable para el exportero del Atlético de Madrid.

El United todavía tuvo fuerzas para crear diversas ocasiones de gol, la mejor de ellas un taconazo de Welbeck desde el área pequeña que no cruzó la línea gracias a los reflejos de Hart.

Con el tiempo cumplido, Touré completó el marcador con un tiro cruzado desde dentro del área que pasó por entre las piernas de los defensas para superar después por tercera vez a De Gea. 

cmb