CIUDAD DE MÉXICO, 13 de marzo.- El campeón del Abierto de Australia, Stanislas Wawrinka, y el campeón de Wimbledon, Andy Murray, quedaron eliminados ayer en los octavos de final del Masters 1000 de Indian Wells.

Por el contrario, el suizo Roger Federer se metió en la siguiente ronda del torneo que se juega en el desierto de California.

El finalista en Delray Beachy en el Abierto Mexicano, el sudafricano Kevin Anderson, superó a Wawrinka, tercer favorito, por 7-6 (7/1), 4-6 y 6-1, para mostrar su buena forma, y llegó a demás a 150 triunfos en su carrera y superó por primera vez a Wawrinka en cuatro partidos con la ayuda de 12 ases.

Anderson le quitó a Suiza la posibilidad de asegurar a un representante en las semifinales, ya que su rival en turno es el ex uno del mundo, Federer.

El veterano ganador de 17 Grand Slams derrotó al alemán Tommy Haas, de casi 36 años de edad, por  6-4 y 6-4, en una hora y 24 minutos de partido.

Una vez más, Federer demostró que la cara mostrada en 2013 es parte del pasado, al jugar al nivel que se espera de una de las más grandes figuras en la historia del tenis.

Raonic da la sorpresa

Por su parte Murray tuvo muchos problemas para encontrar su ritmo ante el potente servicio del canadiense Milos Raonic, quien los superó por 4-6, 7-5 y 6-3.

Raonic disparó 15 servicios ases y ganó el 83 por ciento de puntos en su primer servicio.

Mientras que Murray, quien jugó su sexto partido de tres sets en sus últimos siete encuentros, había rotó el saque de su rival para tomar una ventaja de 2-1, pero perdió los siguientes cuatro games para el triunfo del Misil Canadiense.

“Que te rompan el saque en dos games consecutivos no es una buena situación”, apuntó Murray. “Jugué un tenis muy pobre. No tuve buenos golpes, fallé tiros sencillos y todo eso dio un resultado negativo.

Raonic enfrentará en cuartos de final al verdugo de Rafael Nadal, el ucraniano Alexandr Dolgopolov (28), quien ayer superó al italiano Fabio Fognini (13), por 6-2 y 6-4 en 76 minutos.