CIUDAD DE MÉXICO, 9 de marzo.- Brian O’Driscoll se despidió ayer a lo grande del público irlandés, siendo figura del encuentro ante Italia en el que su país no sólo ganó por 46-7, sino porque además se mantuvo firme en su camino al título en el Torneo de las Seis Naciones.

El centro le dijo adiós al mítico Lansdowne Road, hoy Aviva Stadium, tras 15 años con la camiseta verde en la que acumula 140 caps y además anotó 46 tries.

“No podría haber pedido un mejor cierre en casa con una camiseta irlandesa”, dijo O’Driscoll, de 35 años.

“Anotar 46 puntos y sólo recibir un try, realmente colaboró para que este día sea todo lo esperado y lo recordaré por mucho tiempo” señaló el gran líder sobre el triunfo ante Italia.

O’Driscoll participó en las Copas del Mundo de 1999, 2003 y 2007. En el Torneo de las Seis Naciones compareció en todas las ediciones a partir de 1999, a excepción de la de 2008. “Me emocioné al final” continuó. “Fue difícil captar todo lo que pasaba afuera y creo que cuando repase lo ocurrido me voy a emocionar más”.

Sobre la final en Francia, O’Driscoll sabe que se trata de una empresa difícil: “Hemos ganado allí una vez en 42 años , una victoria y un empate. Nos damos cuenta de la magnitud del desafío y nos sentimos muy bien como equipo, por lo cual será difícil contenernos. Tenemos que jugar uno de los mejores partidos de nuestras vidas”.

Francia derrotó 19-17 a Escocia, por lo que igualó a Irlanda con tres victorias y una derrota.

Ambos equipos jugarán el próximo sábado en París, con posibilidades de alcanzar el título, a la espera de lo que hagan hoy Inglaterra y Gales, ya que el equipo que venza en Twickenham llegará también a tres triunfos.

Irlanda tiene una diferencia a favor de puntos de +81, por los +3 de Francia, que debería derrotar de manera muy abultada al XV del Trébol para hacerse con un campeonato que, en caso de empate, se decide por los puntos. Gales marcha con +47 e Inglaterra con +21.

En su partido 140 como internacional (132 con el XV del Trébol y ocho selecciones con los British Lions), récord en la historia de este deporte, O’Driscoll lideró ayer a su equipo con tres jugadas que fueron culminadas con tries, dos de ellos de Jonathan Sexton (7 y 60) y otro de David Trimble (38).

El público que abarrotó el Aviva Arena, de Dublín, despidió de pie y con una gran ovación a O’Driscoll, cuando fue sustituido al minuto 60, en una memorable tarde  en la que fue elegido el mejor jugador del encuentro.