NUEVA ROCHELLE, Nueva York, 6 de marzo.- Mariano Rivera, el ex lanzador de relevo de los Yanquis ya retirado, está por lograr otro salvamento en Nueva York.

El estelar del relevo ha rescatado una iglesia abandonada y en franco deterioro en Nueva Rochelle. Su fundación dará alrededor de tres millones de dólares para la restauración del edificio.

El jueves se celebrará la ceremonia de apertura.

La antigua iglesia presbiteriana fue renovada para ser usada por la congregación pentecostal que encabeza la esposa de Rivera, Clara. También promoverá actividades para niños educativas y orientadas al deporte.

El edificio de 107 años de antigüedad está desocupado desde la década de 1970. Está próximo a la estación de policía de la ciudad y un complejo de tribunales, el arquitecto encargado de la renovación dijo que alguna vez se le usó para guardar evidencias.

La ciudad estuvo de acuerdo en vender la propiedad por un dólar a cambio del compromiso de rehabilitarla.

ald