CIUDAD DE MÉXICO, 6 de marzo.- A la mejor arquera en la historia de México, Aída Román (plata olímpica y un oro mundial bajo techo), no le alcanza el prestigio para convencer a un entrenador de primer nivel mundial de trabajar con ella de tiempo completo. Por eso decidió tener una instructora de tiempo compartido.

La capitalina informó ayer, en conferencia de prensa, donde detalló que los próximos ocho meses trabajará con el español Andreu Alfonso como preparador físico y la coreana Mi Jeong Lee como entrenadora.

El trabajo será a distancia, yo iré a España algunas ocasiones, ella vendrá otras”, dijo una hermética arquera. “Con la entrenadora estaremos a prueba este año, definiremos después de Juegos Centroamericanos y del Caribe (que son la segunda quincena de noviembre)”, añadió.

Román está sin entrenador desde que, a principios de 2013, la coreana Songi Woo se fue de México por problemas con integrantes del equipo varonil.

Durante un año ha sido asesorada por la misma Woo a través del teléfono o correos electrónicos, y la misma Román ha definido sus entrenamientos. En ese lapso logró calificar a la final de las Copas del Mundo en 2013.

Tuve que romper ciertos frenos y atreverme a hacer mi plan de entrenamiento, a diseñar mi rutina de trabajo físico porque no había alguien detrás. En cuanto tenía una duda me comunicaba con mi exentrenadora y ella me asesoraba”, relató la mexicana.

Las autoridades comenzaron a mitad del año anterior la búsqueda de un entrenador para Aída Román, quien hizo varias propuestas que resultaban inviables porque pretendían ganar 10 mil dólares mensuales y entrenar sólo a una arquera.

En otros casos, solicitaban que se contratara a toda la familia y eso significaba pagar sueldos que no tienen siquiera entrenadores que ya han dado medallas olímpicas a México.

Algunas respuestas eran negativas por parte de los entrenadores y otras de parte de la federación... hubo un francés que no vino porque aquí falta planificación, otra entrenadora tenía esposo y pedía un salario para él”, expuso Román.

Como ningún entrenador de primer nivel aceptó trabajar con ella, Román aceptó ser entrenada por Mi Jeong Lee, quien en España trabaja con juveniles y es esposa del entrenador de la selección mayor en España.

A través de la federación internacional (de tiro con arco, FITA) me la recomendaron, ella fue la única entrenadora que se atrevió a decirme que sí”, dijo la resignada arquera mexicana. “Respecto a su curriculo, ella sólo ha trabajado con equipos juveniles en España”, detalló.

La arquera mexicana estuvo, previo al Mundial Bajo Techo, un par de semanas en España para conocer el sistema de trabajo de su nueva entrenadora y quedó satisfecha.

“Yo no soy una atleta que se deba hacer, ya soy una atleta formada”, argumentó Aída Román, quien defiende la inscertidumbre que rodea su carrera a poco más de dos años de defender su plata olímpica en Río de Janeiro.

Quiero experimentar esta parte de la distancia, ya lo hice un año sola. Antes tuve varios años con un entrenador fijo, ahora simplemente es probar y si ambas estamos de acuerdo alguien se tendría que mover. Este año todavía se puede probar, el próximo se tomarán decisiones”, finalizó.