MIAMI, 5 de marzo.- Los Vaqueros de Dallas reestructuraron el salario del quarterback Tony Romo, lo que les permitirá ahorrar 10 millones de dólares.

El equipo renegoció su contrato para crear un espacio que les permita estar un millón de dólares arriba del tope salarial, que actualmente es de 134.55 millones.

Dallas convertirá a un bono los 12.5 millones de dólares de los 13.5 que recibe Romo como salario base.

El año pasado, el mariscal de campo firmó una extensión de su contrato por 108 millones de dólares en seis años, con 55 millones garantizados, ya con conocimiento de que el acuerdo podría ser reestructurado en el futuro.

Romo actualmente se encuentra recuperándose de una cirugía que le realizaron en la espalda a finales de 2012, aunque el equipo indicó que estará listo para la pretemporada el 21 de abril.

Además de esta maniobra, Vaqueros llegó a un acuerdo con  Sean Lee y Orlando Scandrick para reestructurar sus contratos, lo que permitió al equipo  crear un espacio de 6.8 millones de dólares. Los tres contratos reestructurados le permiten al equipo ahorrarse 16.8 millones.

Scandrick firmó al inicio de la temporada pasada un contrato de dos años por nueve millones, mientras que Lee cumple un acuerdo de seis años por 51 millones.

Aún falta que el equipo decida el futuro de DeMarcus Ware y Miles Austin, que podrían dejar a la franquicia.

Phil Costa se negó a aceptar un recorte en su salario, aunque esto le ahorraría 1.5 millones de dólares a Dallas. Mandos de Vaqueros indicaron que no tienen planeado negociar ningún otro contrato, a menos que necesiten espacio para adquirir jugadores en la agencia libre.