CIUDAD DE MÉXICO, 4 de marzo.- Oribe Peralta prefiere mirar al piso. Nunca ha sido un hombre expresivo, salvo cuando grita un gol en el terreno de juego.

Ahora está emparedado en la polémica del seleccionador nacional Miguel Herrera, que entrena los tres primeros días de determinadas semanas y algunos técnicos como el de su equipo Santos, Pedro Caixinha, que se quejó de estas rutinas.

“Es que físicamente me siento muy bien, creo que se exageró en todo este asunto de las concentraciones y los viajes que se tienen que hacer para cumplir con los compromisos. De mi parte estoy disponible y con buena actitud”.

Caixinha describió el desgaste de algunos de sus jugadores por viajar de Torreón a la capital del país y volver para encarar la liga.

“Sólo estaba cansado y nada más. Lo platiqué con el cuerpo técnico de Santos y prefirieron dejarme descansar para estar mejor por las competiciones que se vienen. Estoy disponible tanto para México como para mi equipo”.

El viejo código gremial de los futbolistas, de que todo se termina en la cancha, ha sobrepasado los asuntos del Tri en su preparación para el Mundial. Del apoyo inicial para Miguel Herrera se ha pasado a las críticas, las cuales, el estratega nota desproporcionadas.

“Entiendo que es una silla muy criticada, unos tienen envidia porque estoy aquí y ellos no estuvieron”, mencionó en referencia también al entrenador del Atlas, Tomás Boy, que en su momento fue postulado para el empleo de seleccionador nacional.

“De lo otro, a lo mejor no hubo buena comunicación porque Caixinha hablaba de un compromiso y de una sobrecargade Oribe Peralta pero nada más”, afirmó el estratega tricolor.

México enfrentará mañana un duelo amistoso contra Nigeria en el Georgia Dome en donde se espera que los siete jugadores que militan en Europa arranquen el partido.

“Entendemos que ésta es la única fecha en la que Miguel Herrera podrá ver a los elementos que juegan allá. Entonces, si es que no nos toma en cuenta a varios de los que participamos en la liga, no nos vamos a desanimar ni a preocupar. Sabemos que el objetivo principal esta vez es verlos a ellos, después nos tocará a nosotros”, dijo antes de viajar a Estados Unidos, Miguel Ponce, lateral izquierdo del Toluca.

En la ofensiva es un hecho que Javier Chicharito Hernández será el titular ante Nigeria pero otros elementos como Raúl Jiménez esperan tener algunos minutos de juego.

“Para mí es importante estar en la Selección Nacional, aunque sea de última hora. Lo que vale es ser parte del equipo en sus diferentes llamados”.

Lesión de Gio le afectará en el Tri

El director deportivo del Tri, Ricardo Peláez, es el más puntual del equipo.

Tiene la tendencia de estar siempre cinco minutos antes de cada cita y es de los primeros en pasar rumbo al avión para Atlanta.

Ahí aclaró que la lesión en la pantorrilla izquierda de Giovani dos Santos le puede pasar factura a pesar de que seguirán con detenimiento su funcionamiento con el Villarreal. Dos Santos tendrá que parar de dos a tres semanas.

“Es una pena porque es el partido donde lo podíamos ver, pero por supuesto que lo estamos observando en todo lo que hace en su equipo”, dijo.

Jugadores que militan en diferentes ligas europeas se reportaron con el Tri a su llegada a Atlanta como Andrés Guardado quien se siente un poco en desventaja por el tiempo limitado para convivir con Miguel Herrera.

“Desgraciadamente así son las Fechas FIFA, es muy corto el tiempo que tenemos los que jugamos en Europa para trabajar con el técnico nacional, pero al final lo que me dará la oportunidad de ir al Mundial es lo que haga con mi club”.

Javier Aquino, que vive en Villarreal  jugando para el club de esa localidad, sabe que la oportunidad es única porque difícilmente volverá a estar tan cerca del sistema de trabajo de Herrera si no es hasta el Mundial.

“Tenemos bien claro que  este partido es una oportunidad muy grande de mostrarnos, de darle a entender al técnico que queremos estar ahí”, mencionó el atacante.