SAO PAULO, 15 de febrero.- La FIFA realizará a partir de marzo al menos un control antidopaje por sorpresa a todos los futbolistas que disputarán la Copa del Mundo, para crear pasaportes biológicos que ayudarán a detectar irregularidades en las muestras de sangre y orina.

El director médico de la FIFA, Jiri Dvorak, dijo el sábado que todos los equipos y jugadores deben ser sometidos a controles sorpresivos entre el 1 de marzo y el inicio del Mundial en junio.

Dvorak indicó que los médicos de la FIFA decidirán antes de cada partido del Mundial si hay recesos para que los futbolistas se hidraten. Indicó que el organismo rector del futbol mundial no está muy preocupado por el calor durante los encuentros en la ciudad amazónica de Manaos.

Dvorak señaló que los oficiales antidopaje realizarán visitas sorpresivas a "los equipos enteros" después del 1 de marzo, cuando las selecciones tienen que informar a la FIFA dónde se entrenarán y jugarán sus amistosos antes de la Copa del Mundo.

"Realizaremos pruebas sin anunciar, al menos una vez, a todos los equipos y jugadores, entre el 1 de marzo y el inicio del torneo", expresó Dvorak.

Muchos equipos mundialistas jugarán amistosos el 5 de marzo, la única fecha oficial de la FIFA antes del campeonato en Brasil.

"De ahora en adelante, cualquier futbolista que compita en el Mundial de Brasil puede ser analizado al menos una vez, en cualquier momento, en cualquier parte del mundo", reiteró Dvorak.

La FIFA utilizó los pasaportes biológicos en el Mundial de Clubes de diciembre y la Copa Confederaciones de junio del año pasado, en Brasil. Este será el primer Mundial con el sistema, que ayuda a detectar el consumo de sustancias prohibidas analizando cambios en el perfil sanguíneo de un jugador.

Dvorak recordó que las muestras del Mundial tendrán que ser enviadas a un laboratorio en Suiza, porque el laboratorio en Brasil que iba a ser utilizado durante el torneo perdió su acreditación de la Agencia Mundial Antidopaje.

ald