CIUDAD DE MÉXICO, 14 de febrero.- Debido a las concentraciones, problemas con la pareja, por diversión o sólo por la búsqueda del amor, son varios los futbolistas envueltos en problemas de faldas al contratar a damas de compañía.

Aquí algunos de los casos más sonados de los futbolistas que pagan por un poco de amor.

 

CRISTIANO RONALDO COMANDA ORGÍA

El mejor jugador del año pasado protagonizó en 2007 una fiesta con sus entonces compañeros del Manchester United, Nani y Anderson, que disfrutaron de las bellas scorts. Dos de ellas, Tyese Cunningham y Gemma Storey, relataron al diario inglés News Of The World la forma en la que se llevó a cabo el encuentro con los futbolistas.

Esa no fue la única ocasión en la que CR7 se vio involucrado con una prostituta. Hubo una a quien llegó a presentar como su pareja, incluso el ex director técnico del ManU, Sir Alex Ferguson, la conoció como novia del astro portugués, sin embargo, la sexoservidora de nacionalidad brasileña y de nombre Fernanda, trabajaba en un centro nocturno como scort de lujo y vendedora de cocaína. El monto que la sudamericana cobraba era de 600 euros, cerca de 10 mil ochocientos pesos por hora.

PETER CROUCH FLECHADO POR UNA ESPAÑOLA

El delantero inglés fue señalado de infidelidad a Abbey Clancy con una mujer de la vida galante que trabajaba en Madrid, España, ciudad que el espigado jugador visitaba meses después del Mundial de Sudáfrica 2010.

En julio de ese año, Crouch se tomó unas vacaciones con su prometida Clancy por la isla de Serdeña. Al regreso de ese viaje, en agosto, el jugador pagó cerca de mil euros por la sexoservidora Mónica Mint de 19 años, que normalmente cobraba cien euros por hora.

“(Crouch) no estaba nervioso y no entiendo cómo decidió pagarme por sexo teniendo una mujer como Abbey”, declaró la mujer española a un diario inglés.

WAYNE ROONEY NO ESPERÓ NUEVE MESES SIN AMOR

La figura de la selección de Inglaterra y del Manchester United no pudo abstenerse al amor ante el embarazo de su esposa, por lo que decidió enrolarse en las filas de clientes de Jenny Thompson, una prostituta inglesa que recibió cerca de dos mil dólares por cada encuentro que tenía con el “Niño malo”.

"Wayne disfrutaba de nuestros encuentros y no parecí­a molestarle lo que le hací­a a su mujer", mencionó a los medios locales la mujer que saltó a la fama por su relación con Rooney.

Thompson, que en 2011 estuvo a punto de morir por una sobredosis y a quien también se le llegó a involucrar con Mario Balotelli, pidió perdón a la esposa del jugador después de que la dama de compañía se convirtió en madre.

SORPRESA PARA CARLOS SALCIDO

Posterior a un partido amistoso celebrado en Monterrey entre la Selección Mexicana y su similar de Colombia, los seleccionados organizaron una fiesta  donde invitaron a prostitutas que contrataron para divertirse en el hotel de concentración, sin embargo, en el grupo de invitadas estaba un travesti de nombre “Yamille”, que confesó a un medio de espectáculos que se practicó sexo oral aquella noche con los seleccionados.

El jugador que salió más afectado de aquella situación fue el zaguero Carlos Salcido tras las declaraciones de “Yamille”, donde afirmó que el defensa mexicano desconocía que “ella” era travesti, pero que el jugador poco se inmutó al saber esto y continuó con la caliente velada, por lo que llegó a dudarse de la orientación sexual del futbolistas surgido de las Chivas.

BUSCABAN AMOR Y ENCONTRARON UNA SUSPENSIÓN

Ocho jugadores que formaban parte de la Selección Mexicana sub-22, fueron los responsables por el escándalo que armaron en la concentración del conjunto azteca en la antesala de la Copa América de Argentina 2011, que consistió en invitar a prostitutas en varias ocasiones durante dos  madrugadas.

Todo comenzó con la denuncia que hicieron integrantes del combinado nacional por la desaparición de algunas de sus pertenencias. Cuandoel personal del hotel en el que se concentraron revisó los videos de las cámaras de seguridad, se observó la entrada y salida de las sexoservidoras.

Jonathan Dos Santos, Israel Jiménez, Néstor Vidrio, Javier Cortés, Marco Fabián, Jorge Hernández, David Cabrera y Néstor Calderón, fueron los futbolistas separados del plantel, además de ser suspendidos seis meses sin ser convocados por ninguna categoría del representativo mexicano.

BENZEMA Y RIBERY LAS PREFIEREN JOVENCITAS

El delantero del Real Madrid y la figura del Bayern Munich, estuvieron en el ojo del huracán en los últimos años al ser acusados de haber sostenido relaciones sexuales con una prostituta menor de edad con el nombre de Zahia.

Ambos jugadores estuvieron a punto de no ir al Mundial de Sudáfrica 2010 por este hecho, ya que era posible que tuvieran que ser arrestados, pero Zahia declaró que ellos no tenían conocimiento de la edad que ella tenía, por lo que ambos seguirían siendo procesados pero sin ir tras las rejas.

Ribéry reconoció haber participado en una orgía junto a la menor de edad, aunque negó saber que no tenía 18 años; por su parte, Benzema siempre ha negado los cargos.

En 2009 los futbolistas franceses contrataron a la sexoservidora y apenas en enero pasado fueron absueltos de la acusación por el Tribunal Correccional de París, que también dejó en paz al cuñado de Ribery, quien también participó en el candente encuentro.

PARA RONALDO, NADA ES LO QUE PARECE

Cuando el astro brasileño militaba en el Milán, sufrió una lesión en la rodilla que lo llevó a recuperarse en su país natal, pero aprovechó su estancia para tener una noche amorosa con tres mujeres en el cuarto de un hotel, al menos eso fue lo que intentó.

Cuando el “Fenómeno” estaba en la habitación con las tres sexoservidoras se dio cuenta de que en realidad eran travestis. Tras una fuerte discusión, los acompañantes de Ronaldo llamaron a la policía y los cuatro acabaron en el departamento de policía.

El ahora exfutbolista mencionó que, pese a darse cuenta de la verdadera identidad de las prostitutas, gastó cerca de 600 dólares a los travestis, pero uno de ellos se negó a recibir esa cifra y exigía una suma mucho mayor para no armar un escándalo ante la prensa ni acusarlo de consumo de drogas, lo cual era falso.

cmb