CIUDAD DE MÉXICO, 12 de febrero.- El vicepresidente de la Federación Internacional de Automovilismo, José Abed, expresó que sólo falta el acuerdo comercial y que se concrete la remodelación en el Autódromo Hermanos Rodríguez para que la Fórmula 1 regrese a México.

“El plan está dado, lo que falta es que el patrocinador, el promotor como el señor Suberville (promotor del Rally Guanajuato), ponga todo de sí.

“Porque la FIA ya dijo sí, el señor Ecclestone dijo sí, todo el Consejo Mundial dijo sí, y ahora lo que falta es que se termine el autódromo, que eso está en proceso y que el promotor se ponga de acuerdo con el señor Ecclestone, por lo demás ya no hay nada que hacer”, comentó Abed.

Ante la pregunta de si el próximo año se daría el regreso de la máxima categoría, el directivo de la FIA dijo que eso se le debía preguntar al promotor “nosotros ya estamos listos”.

De acuerdo con la revista Autoweek, Hector Soberón Kuri, director general de Corporación Interamericana de Entretenimiento (CIE) es el que se encuentra negociando el contrato con el máximo dirigente de la F1. El costo es de alrededor de 50 millones de dólares, más los siete mdd que requerirá la remodelación del autódromo, según estimaciones de Forbes.

La última vez que el Autódromo de la Ciudad de México escuchó el rugir de los motores de la F1 fue hace 22 años, cuando Nigel Mansell fue el triunfador, escoltado por su coequipero Riccardo Patrese, quienes a bordo de sus Williams dominaron todo el fin de semana. Mientras que el multicampeón en ciernes, Michael Schumacher, consiguiendo su primer podio.

Aquel 22 de marzo, la catedral del automovilismo mexicano se despidió de la máxima categoría y ahora se espera que pronto esté de vuelta.

ald