SEVILLA, 9 de febrero.- Sevilla tuvo en la lona a FC Barcelona, pero perdonó en sus ocasiones de gol y al final se quedó con las manos vacías para caer goleado por el conjunto catalán, que inició el camino a la victoria con un polémico gol, para el 4-1 final.

Barcelona necesitaba ganar, ante la caída de Atlético de Madrid y el triunfo de Real Madrid, ambos la víspera, y así sucedió para que los pupilos del argentino Gerardo Martino se colocaran por mejor diferencia de goles en el liderato de la Liga de España, los tres clubes suman 57 unidades.

Los culés tienen +46 goles, por +41 de Real Madrid y por +40 del “Atleti”, sin embargo cabe recordar que el primer criterio de desempate al finalizar la Liga de España son los resultados en los duelos directos entre sí.

En ese renglón el “Barça” igual domina por ahora, tras vencer al Madrid 2-1 y empatar de visita contra los “colchoneros” 0-0, en cotejos de la primera vuelta.

En el estadio Ramón Sánchez Pizjuán, el equipo “palangana” se pudo al frente en el marcador 1-0 gracias al gol de Alberto Moreno a los 15 minutos tras una buena jugada de conjunto. Cinco minutos después, el colombiano Carlos Bacca remató al poste para fortuna del cuadro “culé”.

La lluvia y el marcador estaban en contra del “Barça”, que se encontró con el empate a los 34 minutos, cuando, en cobro de falta, el argentino Lionel Messi mandó la pelota al área y en fuera de lugar el chileno Alexis Sánchez anotó el 1-1.

Eso despertó a los “blaugranas”, que se fueron al descanso 2-1 con la anotación de Messi, quien recibió pase de Pedro y con izquierda la “Pulga” colocó el balón lejos del alcance del “cancerbero” portugués Beto Bastos.

Sevilla se supo mejor pese al marcador y en el complemento inició al ataque con la intención de emparejar las cosas, sin embargo, la puntería le falló. A los 50 minutos Vitolo le arrebató el balón a Martín Montoya y de frente a Víctor Valdés cruzó su disparo demasiado.

Al 54, Bacca y el francés Kevin Gameiro volvieron a fallar para los de casa ante un Valdés que hizo dos buenas paradas y el que perdona pierde. Barcelona selló el triunfo con el segundo gol de Messi, que acabó con las aspiraciones del rival después de tirar con zurda desde los linderos del área, lo que significó el 3-1 al 56.

Cesc Fábregas entró de cambio para redondear la goleada 4-1 con sutil disparo bombeado dentro del área, al 88, frente a un Sevilla que sufrió un doloroso revés ante lo mostrado en el terreno de juego.

cmb