CIUDAD DE MÉXICO, 7 de febrero.- Con el objetivo de corregir sus fallas y ascender en lo futbolístico, América repite en casa donde recibirá a un irregular y necesitado Pachuca, en partido correspondiente a la fecha seis del Torneo Clausura 2014 de la Liga MX.

El estadio Azteca será el lugar donde se llevará a cabo este encuentro en punto de las 17:00 horas, con Roberto García Orozco como el encargado de aplicar el reglamento.

Los de Coapa sumaron la semana anterior su segundo triunfo en fila en el 1-0 sobre Atlante, pero lo hicieron con muchas dudas; más allá de que estuvieron en inferioridad numérica desde el primer tiempo, la realidad es que su nivel futbolístico no fue el mejor.

Pero siempre será mejor tratar de mejorar con triunfos que con presión por malos resultados, aun así, el cuadro "azulcrema" requiere de más "punch", y el problema es que el delantero colombiano Luis Gabriel Rey no podrá ser tomado en cuenta debido a la lesión que sufre en la pierna derecha, y Rubens Sambueza está suspendido.

Serán el colombiano Andrés Andrade y el argentino Andrés Ríos quienes recibirán su oportunidad para estar en el once inicial de los capitalinos, que buscarán su cuarto triunfo seguido en casa.

América, que suma 12 unidades, solo ha conseguido tres victorias en los últimos diez juegos en los que ha recibido a su rival en turno, a cambio de seis derrotas y una igualada.

Mientras, los hidalguenses confirmaron que no andan nada bien, pues regresaron a la senda de la derrota ante Atlas, partido en el que perdieron por la mínima diferencia pero pudieron haber sido goleados, además que al frente estuvieron completamente inéditos.

Y más allá de que volvieron a perder, lo que realmente preocupa es el funcionamiento, malo en todos los aspectos -defensa, ofensiva, en lo individual y colectivo-. Asimismo, se ve lejos la solución que los haga funcionar de manera adecuada.

Pachuca, que ha rescatado siete puntos, registra cuatro triunfos en los diez más recientes encuentros ante los capitalinos celebrado en cualquier campo, por un empate y cinco descalabros.

 

 

mef