CIUDAD DE MÉXICO, 6 de febrero.- Los 12 estadios que albergarán los partidos de la Copa del Mundo Brasil 2014, se han preparado para recibir a fanáticos pasados de peso.

Así, por primera vez se contará con asientos especiales para gente con obesidad, de acuerdo con lo establecido en la ley de discapacidad brasileña.

Los fanáticos con sobrepeso también podrán aprovechar un 50% de descuento especial en los boletos para acceder a los diversos partidos.

De acuerdo con la legislación, al menos 1% de los asientos de cada sede deberán ser para gente con obesidad.

Con esta medida, pionera en este tipo de eventos, la FIFA solicitó alrededor de 1,500 butacas de 780 milímetros de largo, prácticamente el doble de los comunes que tienen 440 milímetros.

Para quienes quieran ocupar uno de estos asientos especiales deberán presentar un certificado médico que demuestre que supere 30 de Índice de Masa Corporal (IMC).

Además de esta medida, se han dispuesto lugares amplios y espaciados en los estados, para facilitar el traslado de personas en sillas de ruedas o que tengan dificultades de algún tipo.

cmb