CIUDAD DE MÉXICO, 4 de febrero.- Los personajes del futbol tienen una costumbre ajena a las épocas: estampar en la historia de sus equipos alguna parte de sus sensibilidades. En el caso de Luis Fernando Tena ocurre algo parecido. Cuando
El Flaco dirigió por segunda vez a Cruz Azul y consiguió el octavo campeonato ante el León, su nombre, junto al del resto de sus dirigidos, quedó asignado en una fecha (7 de diciembre de 1997) que se vuelve cada vez más lejana para la institución celeste.

Un vínculo estrecho se formó entre La Máquina y Tena desde entonces. Su regreso al banquillo, después de los éxitos a nivel selección (Juegos Panamericanos 2011, Preolímpico de Concacaf 2012, Torneo Esperanzas de Tulón 2012 y Juegos Olímpicos de Londres), generó un reacomodo de bases y conceptos que tienen al cuadro celeste en la cima del Clausura 2014 con cuatro victorias de forma consecutiva.

“Siempre será una motivación el liderato, pero también implica una responsabilidad para que los jugadores se sigan brindando”, es la opinión de Guillermo Álvarez Cuevas, presidente de Cruz Azul y uno de los primeros que apostaron por el regreso del Flaco a su viejo hogar.

Fue hace dos temporadas, en el Clausura 2013, la vez más reciente en que La Máquina pudo ligar cuatro victorias en fila. En aquella ocasión, los entonces dirigidos por Guillermo Vázquez llegaron hasta la final, pero terminaron perdiendo ante el América en el Estadio Azteca.

Desde la última vuelta olímpica dada hace 16 años, han llegado y se han ido 13 técnicos en el cuadro celeste.

Durante ese lapso Tena cumplió dos etapas, la primera gloriosa y la segunda todo lo contrario (Apertura 2004).  Al respecto Billy Álvarez, como ejecutivo del club, establece una postura también como aficionado. 

“Los que aparecen en el Salón de la Fama son los que lograron algo, principalmente un título, y su nombre quedó grabado en las páginas del club. Han pasado excelentes jugadores, pero cuando no se alcanza el principal objetivo las estadísticas son las que cuentan”, señala.

Hay detalles, como el hecho de ver lleno el Estadio Azul en un partido de Liga, que poco a poco regresan a pesar de los años sin títulos. “Necesitamos conectarnos con la gente desde las primeras fechas”, continúa Álvarez.

“Nos ilusiona mucho este Cruz Azul. Algunos jugadores se han reencontrado con el buen futbol y cuando la diferencia de goles es tan a favor como hasta ahora (nueve tantos a favor y sólo uno en contra), siempre se disfruta más”, agrega.

En cuanto a puntos, La Máquina es superior que sus rivales con 13 puntos en cinco jornadas disputadas. Sus más cercanos perseguidores son el América (12) y Toluca (10). Detrás de ellos, aparecen Pumas, Pachuca, Chiapas, Querétaro y los Xolos de Tijuana, todos empatados en siete unidades.

Además de lo anímico, la llegada del Flaco reactivó a futbolistas como el argentino Mauro Formica, quien lleva marcados dos goles, y el ecuatoriano Joao Rojas, uno de los hombres más destacados en este arranque.

Efectos

1.- Con otro resultado a favor, Cruz Azul igualará uno de sus mejores arranques (Apertura 2010), con cinco victorias en seis fechas.

2.- La Máquina no había iniciado un torneo con sólo un gol en contra en cinco fechas; de seguir así, establecerá una marca que durará varios torneos.