EAST RUTHERFORD, 3 de febrero.- Malcolm Smith siempre estuvo listo para hacer lo necesario cuando Halcones Marinos de Seattle necesitaran de él, y ahora es apenas el tercer linebacker en llevarse el nombramiento al Jugador Más Valioso de un Super Bowl.

Smith regresó 69 yardas una intercepción a Peyton Manning para un touchdown en la primera mitad, recuperó un balón suelto en la segunda, y fue parte de una defensa dominante de Seattle en el triunfo de 43-8 ante Broncos de Denver en el Super Bowl XLVIII.

“Ésta es una gran noche para nosotros”, dijo Smith en medio de una intensa lluvia de confeti luego del partido.

“No puedo esperar el momento del desfile en Seattle”, añadió Smith. “El hombre número 12 saldrá a las calles y será muy ruidoso.”

Smith se unió a Ray Lewis, de Baltimore, en 2001, y a Chuck Howley, de Dallas, en 1971, como los únicos linebackers en ser elegidos los mejores de un Super Bowl.

Sólo ocho de 48 Super Bowls han tenido a defensivos que han sido premiados como los MVP, y el primero desde el safety Dexter Jackson, con Tampa Bay, en 2003.

El coach del equipo, Pete Carroll, comentó que “es sensacional llevar esto (el trofeo Vince Lombardi) a la ciudad de Seattle. No puedo esperar y estar con nuestros aficionados  y poder darles el trofeo.

“Ha sido un año largo, pero el equipo realmente se dedicó a lograr esto y ahora podemos decir  que somos los campeones del mundo”, añadió Carroll, quien se convirtió en el tercer coach en lograr un título en la NFL y en la NCAA. Los otros dos fueron Jimmy Johnson y Barry Switzer.

Sobre la destacada labor de la defensa de Halcones Marinos en el Super Bowl, Carroll habló del orgullo de estar entre un grupo de jugadores que ya hicieron historia.

“Así es como siempre hemos jugado. Fue realmente un buen partido para los muchachos en todos los sentidos, y no sólo a la defensa. Estoy muy orgulloso de todo el equipo por lo que hemos podido hacer a lo largo de la temporada y especialmente aquí”, comentó Carroll.

El quarterback de segundo año, Russell Wilson, recordó los consejos que su padre le dio a lo largo de su vida, los cuales han sido parte importante en su corta  y exitosa carrera en la NFL.

“Él siempre solía decirme, ‘Rus, ¿por qué tú no?’ Y lo que eso significa es creer en uno mismo, creer en el talento que Dios te dio a pesar de ser un tipo de 1.80 metros de altura. Es por eso que me decidí a jugar este deporte, y siempre he querido ir en contra de viento y marea.”

Finalmente el receptor Percy Harvin, quien debido a lesiones tuvo muy poca actividad en la temporada dijo que “es un sentimiento increíble. Todo lo que ha hecho este equipo, pelear contra las lesiones, hemos peleado y alcanzamos la meta.”