CIUDAD DE MÉXICO, 1 de febrero.- David Stern culmina hoy su labor como comisionado de la NBA, justo 30 años después de que asumiera el cargo, dejando una liga con siete equipos más de los que heredó y con las mejores condiciones financieras de su historia.

Stern, de 71 años, revitalizó la NBA enfocándola como un negocio, que fue creciendo gracias a un habilidoso marketing en torno a estrellas como Michael Jordan, Magic Johnson, Larry Bird, Shaquille O’Neal y LeBron James.

Antes de Stern y en los primeros años de su mandato, la NBA era una liga cuyos partidos de playoffs se transmitían diferidos, mientras actualmente las Finales se ven en más de 200 países y son transmitidas en 47 idiomas.

La NBA genera actualmente cinco mil 500 millones de dólares en ingresos anuales, y los equipos tienen un valor promedio de 634 millones mientras los jugadores promedian cuatro millones en salario anual.

La permanencia de Stern en el cargo, la más larga entre todos los  comisionados de ligas deportivas profesionales en Estados Unidos, terminará hoy, cuando Adam Silver, que por mucho tiempo ha sido el comisionado adjunto, asuma el mando el mismo día que hace 30 años Stern se hizo cargo de la liga.

Stern fue contratado como asesor en 1978, un año antes de que Larry Bird y Magic Johnson ingresaran a la liga para darle una nueva dimensión, y el mismo año en que la NBA hizo su primera incursión en el extranjero, cuando los Bullets enfrentaron al Maccabi de Tel Aviv en Israel.

La incursión de estrellas como Jordan, Bird, Johnson, Charles Barkley y Scottie Pippen lanzó internacionalmente a la NBA e incrementó los valores de sus equipos, ganando mercado y aficionados en China, Europa y la India.

Durante su etapa la liga se expandió de 23 a 30 equipos y los Knicks, Lakers y Toros se apreciaron como franquicias de más de mil millones.

Stern navegó también por aguas turbulentas, incluyendo las disputas salariales con los jugadores, que dieron lugar a temporadas acortadas por bloqueos laborales en 1999 y 2011-2012. Con su empeño, se establecieron topes salariales y las normas del impuesto de lujo que nivelaron los gastos y trajo una paridad financiera entre los equipos.

También pasó por otros momentos difíciles que afectaron la credibilidad, como la pelea entre los jugadores de Indiana y Detroit, que involucró a algunos espectadores, o cuando el árbitro Tim Donaghy fue encontrado culpable de haber hecho apuestas en los juegos que ofició.

Cuando Magic Johnson anunció en 1991 que había contraído VIH, Stern estuvo junto a él en todo el proceso de dar a conocer al mundo la noticia. Stern aplicó suspensiones de por vida a culpables de dopaje en la década de 1980, limpiando la reputación de la liga, e impuso un código de vestimenta para impulsar el marketing.

Stern deja un legado de éxitos

- Stern asumió el puesto de comisionado el 1 de febrero de 1984, cuando los playoffs se transmitían diferidos y cuatro equipos estaban en riesgo de desaparecer.

- Al finalizar su primera temporada (1984-1985) introdujo el limite salarial en todos los equipos.

- En junio de 1985 instauró la lotería del draft. Los equipos sin postemporada compiten la primera selección.

- Stern endureció la política antidrogas. En 1986 suspendió de por vida a John Drew, de los Halcones de Atlanta, por consumo de cocaína.

- Entre 1988 y 1989 extendió la liga con cuatro equipos más. En 1995 se sumaron otros dos y en 2004 se unieron los Bobcats de Charlotte.

- El valor de la NBA es de 12,000 millones de dólares, un incremento del 500 por ciento desde que asumió Stern como comisionado.

- Enfrentó dos huelgas de jugadores, en 1999 y 2011 las cuales resolvió favorablemente.

- Se han jugado 20 partidos de la NBA en México. En 1997 se llevó a cabo el primer y hasta el momento único partido de temporada regular en la Ciudad de México.