NUEVA YORK, 29 de enero.- Los pitchers de Grandes Ligas podrán sentirse más seguros en el montículo en esta campaña.

El beisbol de las Ligas Mayores aprobó una gorra protectora para los lanzadores con la esperanza de reducir las lesiones a la cabeza causadas por batazos de línea a gran velocidad que han provocado escenas aterradoras y sangrientas en los últimos años.

La nueva gorra, más grande y pesada que la tradicional, fue presentada ayer y estará disponible para ser probada voluntariamente en los campos de entrenamiento de primavera. No será reglamentario que los jugadores de las Mayores y las menores la usen. La comodidad es una preocupación prioritaria.

"Obviamente será un cambio”, dijo el lanzador de los Dodgers Clayton Kershaw, dos veces ganador del trofeo Cy Young. “No me opongo a eso, en absoluto”.

“Tomará mucho acostumbrarse”, agregó. “No luces muy bien (con la gorra), hay que decirlo”.

Las placas de seguridad fabricadas por la compañía isoBLOX van cosidas a la gorra y se ajustan a la medida. Tienen un peso extra de entre 160 y 170 gramos (6-7 onzas)  en comparación, una pelota de beisbol pesa 140 gramos y protegen la frente, las sienes y la parte lateral de la cabeza.

Con esa protección el grosor de las gorras aumenta 2.5 centímetros en el frente y otros 2.5 en los lados.

Varios pitchers han sido golpeados en la cabeza por batazos en años recientes. Brandon McCarthy sufrió una conmoción cerebral y fractura de cráneo tras ser alcanzado en 2012 y Doug Fister fue golpeado en la Serie Mundial en octubre de ese año.

J.A. Happ y Alex Cobb de Toronto fueron enviados a la banca tras ser golpeados en 2103.

McCarthy señaló en Twitter que ya había probado las gorras reforzadas y “van en la dirección correcta, pero no están listas para usarse en el juego”.

El estelar cerrador Grant Balfour indicó: “Siempre aprecio cualquier cosa que haga más seguro el deporte. Dicho eso, puedo probarlas. No estaré seguro hasta que las vea. Tiene que parecerse a una gorra y ser cómoda”.

“Hablamos con muchos de los que fueron golpeados y nos dieron información muy valiosa”, dijo Bruce Foster, director de 4Licensing Corporation, empresa del grupo isoBLOX. “Hicimos numerosos diseños para lograr este modelo”.

Foster dijo que la gorra pasó por muchas pruebas y que probó su efectividad en batazos que viajan a cerca de 150 kilómetros por hora (90 millas) en el frente de la cabeza y 135 (85 millas) en las partes laterales.

Los batazos de línea en las mayores viajan a velocidades aún mayores.

Evoluciona

- En 1877 apareció la careta para un catcher. Cinco años después llegó el peto, y las rodilleras, en 1907.
- El casco para bateador se implementó en la temporada de 1971, aunque sólo era obligatorio para los novatos. En 1980 ya todos los bateadores lo usaron y tres años más tarde     tenían que ser con al menos una orejera
- Los coaches de primera y tercera base usan casco protector desde la temporada de 2008.
- El suspensorio con concha protectora, es usado por la mayoría de los peloteros.