CIUDAD DE MÉXICO, 22 de enero.- El suizo Roger Federer hizo un globo perfecto para devolver una pelota a Andy Murray y que provocó la admiración del respetable en el juego de cuartos de final del Abierto de Australia.

El británico realizó su saque, el suizo devolvió, y ante un intercambio, Murray hizo una dejadita, todo parecía que se llevaría el punto, pero no contaba con la habilidad de Federer, quien rescató la pelota antes de que diera el segundo rebote para mandar un globo que fue imposible de conectar para el ganador de los Juegos Olímpicos de Londres 2012.

Andy se quedó con la boca abierta ante lo que había mandado Roger.

Al final, el suizo lo venció 6-3, 6-4, 6-7 (6) y 6-3 en tres horas y 20 minutos para alcanzar por undécima vez consecutiva las semifinales del Abierto de Australia, instancia en la que se medirá a Rafael Nadal.

El australiano Rod Laver contempló la victoria del tenista suizo.

ald