CIUDAD DE MÉXICO, 16 de enero.- El presidente del Consejo Mundial de Boxeo ( CMB) falleció el día de hoy a los 82 años, después de permanecer internado por más de 100 días en el hospital de la Universidad de California.

José Sulaimán Chagnón nació en Ciudad Victoria, Tamaulipas, el 30 de mayo de 1931 y fue presidente del CMB por más de tres décadas, desde 1975, fue uno de los cuatro más importantes en la regulación de la actividad del boxeo profesional y uno de los dirigentes más longevos del deporte internacional.

El boxeo es el deporte de los pobres y mientras haya pobres en el mundo siempre habrá boxeo”, era el lema favorito del presidente del Consejo Mundial de Boxeo.

Fue boxeador amateur en su juventud. Su gusto por el deporte le llevó a desempeñarse en otras actividades como entrenador, réferi, juez, promotor y miembro de una comisión local de boxeo en San Luis Potosí, esto último desde que tenía 16 años de edad. Todas esas experiencias le dieron a Sulaimán un amplio conocimiento del deporte y del negocio del boxeo que más adelante supo capitalizar.

Controvertido y todo un ícono del boxeo, Sulaimán propuso reducir el número de asaltos de 15 a 12 en las peleas de campeonato, el peso oficial 24 horas antes del combate, la creación de divisiones intermedias, creación del Congreso Médico Mundial, la introducción de los guantes y la creación de los programas de investigación de la UCLA para lesiones cerebrales.

Sulaimán era muy cercano al famoso promotor Don King, e ingresó en el Salón Internacional de la Fama de Canastota el 10 de junio de 2006.

Su lema favorito por décadas fue que “el boxeo es el deporte de los pobres y mientras haya pobres en el mundo siempre habrá boxeo”.