CIUDAD DE MÉXICO, 16 de enero.- Tras dos años de labor como presidente deportivo del América, tranquilo por los resultados que el club obtuvo durante su gestión, Ricardo Peláez se despidió de las personas que integran la institución en su último día en Coapa, antes de iniciar una nueva etapa con la Selección.

Antes del mediodía, Peláez, que ayudó a las Águilas a salir de una crisis de resultados hasta llevarlas a un título en el Clausura 2013 y un subcampeonato en el Apertura 2013, se dispuso a tener un adiós especial y lo logró: se acercó a cada una de las personas que laboran en la organización, sin olvidarse de nadie y sin importar su rango, para agradecerles su apoyo.

Sin embargo, la despedida más emotiva se la dieron los integrantes del primer equipo. Después de platicar con el grupo completo, en un gesto que fue para desearle fortuna en el Tri, recibió una pamba afectuosa.

Este jueves Peláez estará en el Centro de Alto Rendimiento en la presentación del plan de trabajo del Tricolor previo al Mundial 2014 en su reencuentro con Miguel Herrera. Su trabajo se reducirá únicamente a la mayor, en la cual buscará hacer un buen grupo de trabajo.

En un principio la intención es que su labor dure únicamente seis meses, aunque su continuidad dependerá de los resultados que la Selección Nacional obtenga en Brasil.

“Nos vamos a juntar con Herrera y Héctor González Iñárritu para ofrecerle a México el mejor Mundial en su historia. Estoy feliz en el club América, para mí es lo máximo, pero jamás le diría que no a la Selección Mexicana, jamás me negaría a participar por México”, aclaró Peláez la semana pasada en conferencia.

ald