AJACCIO, 11 de enero.- Aunque hizo un buen partido de acuerdo a sus posibilidades, Ajaccio, con el portero mexicano Guillermo Ochoa, no pudo dar la sorpresa en esta fecha 20 de la Liga de Francia y perdió 1-2 contra el líder de la competencia, París Saint-Germain.

En el estadio Francois Coty, los ‘osos’ iniciaron de mejor manera el partido, fueron atrevidos y se colocaron al frente en el marcador 1-0 apenas a los 6 minutos por conducto del brasileño Eduardo, quien alcanzó a barrerse para empujar la pelota al fondo de las redes.

Enloqueció la afición al equipo de Córcega y no era para menos, el líder y actual campeón de la Liga 1 no había aparecido, pero el gol en contra despertó al cuadro dirigido por Laurent Blanc y pronto se adueñó del partido.

Comenzó a aparecer el portero mexicano Guillermo Ochoa con las cada vez más peligrosas llegadas de los parisinos. A los 16 minutos el jalisciense le negó el gol al argentino Ezequiel Lavezzi con buena atajada con los pies en disparo casi a bocajarro.

Ochoa Magaña detuvo con seguridad los acercamientos del PSG, que estuvo cerca de empatar al 29’ con disparo raso de tiro libre por parte del sueco Zlatan Ibrahimovic, aunque el balón se impactó en el poste derecho del mexicano.

Ante la insistencia era difícil sostener la ventaja y antes del descanso ‘Ibra’, de frente a ‘Memo’ Ochoa, decidió servir a Lavezzi en lugar de encarar y el argentino no falló con arco abierto y decretó la igualada a un gol a los 41 minutos.

En el complemento, el equipo parisino no mostró prisa por anotar el segundo gol y Ajaccio tuvo poca profundidad, algo normal, pues estaba más preocupado por aguantar la igualada, así que el choque bajó de intensidad.

Pero con lo justo París Saint-Germain se colocó 2-1 cuando Ibrahimovic volvió a asistir, ahora con la cabeza puso el esférico en el área chica para la llegada de Blaise Matuidi, quien con la testa venció al portero mexicano cuando el reloj marcaba 74 minutos de partido.

Cerca del final, al 86’, el cuadro rojiblanco se quedó muy cerca del empate, pero el cabezazo de Paul Lasne, sin marca de frente al arco, se fue por un costado de la meta del italiano Salvatore Sirigu para fortuna del equipo que dirige Laurent Blanc.

fdr