CIUDAD DE MÉXICO, 9 de enero.- Tras la determinación que tomó la Liga MX para que a partir del Apertura 2014 los jugadores foráneos tengan más facilidades para dejar de ocupar la plaza de extranjero y se conviertan  sin mayor problema en naturalizados, Luis Fernando Tena, ganador de la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Londres 2012 y del Cruz Azul, considera que la medida es un exceso y que perjudicará el desarrollo de las fuerzas básicas.

“A mí si me parece una exageración, yo creo que con cinco extranjeros ya es suficiente, después si le vamos agregando más jugadores, más allá de las leyes o la Constitución, ya son demasiados jugadores no nacidos en México para ocupar plazas que las pueden aprovechar nuestros jóvenes.

“Hay muchos jugadores extranjeros que ni siquiera son elegibles para la Selección Nacional y no ocupan plaza de extranjero, yo creo que eso si tendríamos que tenerlo mucho más medido. Son importantes los extranjeros con calidad, porque algunos dejan escuela y ayudan a que haya un mayor espectáculo, pero creo que ya son demasiados”, explicó Tena.

Aunque después de ganar la medalla de oro con la Selección Sub 23 se le ubica al Flaco con el trabajo con jóvenes, el estratega de La Máquina fue sincero al responder que él tiene mucha fe en el talento de las fuerzas básicas, pero que las circunstancias de los torneos cortos hacen imposible que un técnico se la juegue con juveniles.

“También nosotros como técnicos tenemos que colaborar en echarle un ojo a las fuerzas básicas y tratar de darles chance, al final siempre vamos a tratar de buscar el resultado que es siempre lo que nos mantiene en el puesto. Nosotros los técnicos debemos tener un ojo en el partido siguiente y en el futuro del club”, destacó.

Regreso atípico al Azul

El partido del sábado ante el Santos marcará el regreso de Tena al estadio Azul por cuarta ocasión en su carrera, aunque esta vez lo hará ante un estadio vacío por el veto sufrido por la invasión de cancha en el partido de vuelta de la pasada liguilla ante el Toluca.

“Nosotros quisiéramos tener el impulso de nuestra afición y claro que ellos prefieren que no esté nuestra gente, pero nosotros nos tenemos que adecuar a las circunstancias, hacer un gran partido ante un rival tan fuerte como Santos y ganar para sumar desde ahora”, consideró.