MADRID, 5 de enero.- Ignacio Iglesias Villanueva, árbitro del Osasuna-Espanyol, reflejó en su acta del partido un insulto como motivo de la expulsión del técnico mexicano Javier Aguirre.

El colegiado indica en el capítulo de expulsiones: "En el minuto 63 el técnico Aguirre Onaindia, Javier, fue expulsado por el siguiente motivo: dirigirse a mí, de pie en su área técnica a voz en grito, en los siguientes términos: 'Eso es amarilla hijo de puta'".

El entrenador mexicano del Espanyol, cuyo equipo perdió por 1-0, había comentado en la conferencia de prensa posterior al encuentro que le habían expulsado por decir "chingada madre".

Aguirre afirmó que es una expresión que la dice "diez o quince veces por partido" y que "por eso" le expulsó. En cuanto al criterio del colegiado comentó que "ante la duda, la más tetuda" y que hay árbitros más "cachondetes" que otros.

"Me pudieron haber expulsado 164 veces en 364 partidos", dijo Aguirre, quien posteriormente reconoció que esa expresión es "muy fea", y que si le expulsaron por decir eso está "bien expulsado". 

cmb