BUENOS AIRES, 28 de diciembre.- Un niño de California de apenas nueve años es ahora la persona más joven en la historia en llegar a la cima del Aconcagua, en Argentina, que con seis mil 962 metros (22.841 pies) es el pico más alto de América.

Tyler Armstrong llegó al pico de la montaña en la víspera de Navidad acompañado por su padre Kevin y un sherpa tibetano, Lhawang Dhondup, quien ha subido varias veces al Everest.

"Uno realmente alcanza a ver la atmósfera del mundo desde ahí. Todas las nubes están debajo de ti y es realmente frío", dijo Tyler al describir la cima. "No se parece a nada al dibujo de la montaña hecho por un niño. Probablemente es tan grande como una casa en la cima y después hay una caída vertical".

Sólo 30 por ciento de las siete mil personas que obtienen el permiso para ascender al Aconcagua cada año logran llegar al pico, dijo Nicolás García, encargado de la logística desde abajo. Por lo general no se permite a nadie menor de 14 años, por lo que la familia tuvo que convencer a una jueza argentina de que Tyler podría concluir el desafío de forma segura.

"En realidad cualquier niño puede hacer esto, todo lo que tienen que hacer es intentarlo y fijar su mente en el objetivo", aseguró Tyler, quien entrenó dos veces al día durante un año y medio para poder ascender. También organizó colectas, no sólo para sufragar los gastos, sino también para obtener fondos para CureDuchenne, que financia la investigación de la distrofia muscular.

"La mayoría de la gente piensa que como padres lo estamos presionando para hacer esto, cuando es completamente lo contrario. Yo no subiría si no tuviese que hacerlo, pero mi esposa me obligó a cuidarlo", dijo su padre, Kevin Armstrong, un técnico de emergencias médicas.

El récord de la persona más joven en subir al Aconcagua era del estadunidense Matthew Moniz, de 10 años, quien ascendió en 2008.

Tyler ya subió también los cinco mil 895 metros (19 mil 341 pies) del Kilimanjaro en Tanzania cuando tenía ocho años. Con el Aconcagua conquistado, está decidido a alcanzar las "siete cumbres", los picos más altos en siete continentes.

García dijo: Tyler es "un chico muy alegre y muy abierto. Ha hecho muy bien todo su camino, muy prudentemente, no es un aventurero, ni el padre ni él. Han hecho un programa bastante conservador, con un guía bastante experimentado, por lo cual a mi criterio no es una cosa imprudente".

ald