NUEVA JERSEY, 27 de diciembre.— El receptor de los Gigantes de Nueva York, Víctor Cruz, buscará recuperarse a tiempo de una cirugía en la rodilla izquierda para reportar a los entrenamientos de cara a la pretemporada del equipo en primavera.

El jugador conocido por sus peculiares celebraciones a ritmo de salsa, reapareció en una conferencia de prensa, con la ayuda de muletas, después de ser operado el pasado 19 de diciembre.

El mejor receptor de los Gigantes las dos últimas temporadas, comentó que visualiza una "falta de conexión" entre los receptores y el quarterback Eli Manning esta campaña, por lo que indicó que quiere reunirse más con Manning durante las vacaciones para reforzar su relación y trasladarla al campo cuando regrese al cuadro neoyorquino.

Cruz dijo que quedarse a dos yardas de las 1.000 por aire esta temporada no le costó dinero, y espera que su colega en la posición, Hakeem Nicks, logre un acuerdo para renovar su contrato con los Gigantes.

El boricua salió lesionado en el tercer cuarto que perdieron los Gigantes de Nueva York 23-0 ante los Halcones Marinos de Seattle, el pasado 15 de diciembre, cuando el jugador cayó de cabeza, lo que le provocó una conmoción cerebral y un problema en la rodilla.