INDIANAPOLIS, 23 de diciembre.- Paul George marcó 24 puntos y Lance Stephenson logró su tercer triple-doble de la temporada en el triunfo de los Pacers de Indiana 106-79 sobre los Celtics de Boston, que los mantiene como líderes (22-5) de la Conferencia Este por encima del Heat de Miami (20-6).

Stephenson sumó 12 puntos, 10 rebotes y 10 asistencias para Indiana, que ganó su segundo partido consecutivo, y se convirtió en el único jugador de la temporada con más de un triple-doble en sus registros.

Por el lado de los Celtics, Avery Bradley anotó 13 puntos mientras que Courtney Lee y Jeff Green acumularon 11 cada uno 11 en  el regreso del coach Brad Stevens a su ciudad natal.

Indiana tomó el control del juego, cerrando el primer cuarto con una racha de 10-2 y luego alejándose con un 15-1 en el segundo.  Boston nunca se acercó a menos de 13 unidades y remó contracorriente para detener a una de las mejores ofensivas de la  competencia.

Los Pacers cerraron el encuentro con un 49 por ciento en tiros de campo, superando en rebotes a Boston (53-41) y sólo con 13 pérdidas de balón sufridas.

El equipo comandado por  Frank Voguel ha pasado por encima de Houston y Boston consecutivamente, poniéndose muy cerca del Thunder de Oklahoma (22-4) que es el líder absoluto de la NBA después de 26 duelos disputados.

Ahora los Pacers tienen la oportunidad de alargar su ventaja sobre el Heat, su más cercano perseguidor en la Conferencia Este, al jugar 10 de sus siguientes 11 partidos contra rivales con marcas perdedoras después de que tanto Boston como Houston no representaron gran dificultad para detener su camino.

Después de que los Celtics lograron un avance de 7-0 en el partido para tomar una ventaja parcial de 15-10, Indiana mostró su podería ofensivo y respondió con una  racha de 10-2 para terminar el primer cuarto arriba por 20-17.

 No bajaron el ritmo los Pacers y extendieron la ventaja a 52-37  para irse al descanso y replantear la estrategia con miras a sentenciar el triunfo.

Pese al esfuerzo de sus hombres, los Celtics terminaron sin aire en la parte complementaria y acaso pudieron marcar 42 puntos en el par de cuartos finales.

Paul George, uno de los jugadores más contundentes de la temporada, cerró con 24 puntos, cinco rebotes, dos asistencias y un robo de pelota.