MARRAKECH, Marruecos, 22 de diciembre.- El Bayern Múnich cumplió los pronósticos y ganó su primer Mundial de Clubes al derrotar al Raja Casablanca por 2-0, terminando con los sueños del pueblo marroquí, después de que su equipo llegara a la final tras vencer al Atlético Mineiro.

El gol del brasileño Dante, al minuto siete, y el tanto del mediocampista Thiago Alcántara, al 22’,  le dieron el triunfo al equipo alemán.

El Bayern Múnich sumó su quinto título del año, tras ganar la Bundesliga, la Copa de Alemania, la Liga de Campeones y la Supercopa de Europa, mientras que su técnico Pep Guardiola logró su tercer Mundial de Clubes y se convirtió en el primer técnico en conseguir el trofeo con dos equipos distintos. El estratega catalán había ganado dos Mundiales de Clubes con el Barcelona en 2009 y 2011.

El entusiasmo marroquí por el recorrido del Raja Casablanca, con el rey Mohamed VI presente en el estadio, se vio frenado por el campeón europeo, que no dio ninguna opción a una nueva sorpresa del equipo local.

El conjunto alemán demostró  su dominio desde el principio, con un gol marcado por el defensa central Dante.

La jugada la inició el suizo Xherdan Shaquiri en el tiro de esquina y Jerome Boateng peinó el balón, por lo que  el esférico quedó en los pies de Dante, quien rozando el fuera de juego, batió desde cerca al portero Khalid Askri con una media vuelta.

El Bayern sentenció el partido en el minuto 22 con un tanto de Thiago, quien inició la jugada al habilitar a David Alaba, quien devolvió hacia atrás para que Alcántara mandara su tiro cerca de uno de los postes al que no pudo llegar Askri.

Thiago ganó puntos para entrar en la convocatoria para el Mundial de Brasil 2014 del seleccionador español, Vicente del Bosque, presente en las tribunas del estadio de Marrakech.

Con el triunfo encarrilado, el Bayern no forzó la máquina en el segundo tiempo, y sólo registró una clara ocasión con un disparo al larguero de Shaquiri en el minuto 62. El Raja Casablanca, sin reacción, se quedó con el subcampeonato.