FRANCFORT, 16 de diciembre.- Vitali Klitschko dejó el boxeo para dedicarse a la política y enfocarse en su papel como líder de la oposición en Ucrania.

Klitschko dejó vacante el cetro del CMB el lunes y dijo que no piensa volver a pelear. Se concentrará en cambio en sus ambiciones presidenciales.

Ucrania vive momentos de agitación y desde hace semanas la ciudadanía protesta en Kiev la decisión del presidente Viktor Yanukovych de tomar distancia de la Unión Europea y acercarse en cambio a Rusia.

El CMB (Consejo Mundial de Boxeo) declaró a Klitschko "campeón emérito", lo que le permitirá pelear con el monarca si decide reanudar su carrera.

cmb