LEÓN, 7 de diciembre.- Una gorra es el inevitable artículo que acompaña a Carlos  Gullit Peña. No importa la ocasión. Tanto en sus viajes con la selección mexicana como en todos los partidos con el León, el mediocampista de los esmeraldas siempre porta una cachucha en la cabeza. Peña  es uno de los futbolistas más importantes de los Panzas Verdes que, debido a sus recientes actuaciones con la selección mexicana, ha empezado a rodearse de rumores que lo colocan en Europa. Gullit Peña acepta que en un año le gustaría estar en algún equipo del Viejo Continente, pero aclara que se encuentra concentrado en clasificar a la final del Apertura 2013.

Sin embargo, Peña se toma su tiempo para reponder cuando se le pregunta sobre en dónde se ve en un año.

“En Europa”, responde. “La verdad quisiera estar jugando en Europa y me gustaría seguir en la selección, aumentar mi nivel. No me gusta conformarme con nada y hay que esperar al futuro”, aclara.

El futbol le ha hecho un guiño a Peña. En poco tiempo se convirtió en uno de los jugadores más atractivos del futbol mexicano y fue considerado para integrar a la selección mexicana que jugó el repechaje contra Nueva Zelanda. Su rendimiento provocó que algunos equipos del futbol de Portugal se interesaran en sus servicios y que la directiva de los Panzas Verdes le pusiera una cláusula de rescisión por arriba de los diez millones de dólares. El próximo objetivo del mediocampista de los esmeraldas es el Mundial de Brasil 2014.

“La selección mexicana me motiva. A cualquier jugador le gustaría jugar un Mundial y a partir de enero empieza la competencia para ganarse un lugar”, dice Peña, que en los últimos meses se ha pasado la vida en aviones y concentraciones. De la selección mexicana al León y viceversa.

Por ello, en sus últimos compromisos del año, el mediocampista espera cerrar con tres partidos más, lo que incluiría la final, y después dedicarse a pasar el tiempo con la familia.

“Ahorita ya nada más esperamos enfrentar estos tres partidos, enfrentarlos con alegría  y disfrutarlos con todos los compañeros. Después tocará pasar el tiempo con la familia y descansar”, agrega.

Sobre la eliminatoria contra Santos, Gullit opina  que  los  esmeraldas deben evitar la confianza y no olvidar de mantener la intensidad que les permitió llegar a  la fase previa a la final.

“El torneo pasado no se nos dieron los resultados, pero los partidos siempre los dominamos, tuvimos intensidad e hicimos buenos juegos. Ahora la diferencia es que  estamos anotando goles”, señala.

“Contra Santos no debemos pensar que estamos a un paso de la final. Se tiene que olvidar el marcador a favor que tenemos y no permitirnos dejar de correr”, finaliza el mediocampista de los esmeraldas.