HERMOSILLO, 8 de febrero.- La tercera fue la vencida para los Yaquis de Ciudad Obregón. Douglas  Clark conectó cuadrangular solitario  con un out en la parte alta de la entrada 18 y el equipo se impuso en forma dramática 4-3 a los Leones del Escogido y de esta forma se convirtieron en los primeros monarcas en una final de Serie del Caribe.

  La novena mexicana había  perdido en los dos juegos anteriores ante República Dominicana y ayer tuvo en un par de ocasiones la ventaja, pero fue alcanzado hasta que Clark pegó el batazo del triunfo.

El partido que inició a las  20:16 horas y concluyó casi a las  4:00 de la mañana, para convertirse en el de más larga duración en la historia de una Serie del Caribe.

El equipo mexicano  estuvo a tres outs de llevarse el título al llegar con ventaja de 2-1 al abrir la novena entrada, pero el dominicano Ricardo Nanita conectó cuadrangular sobre un lanzamiento de Luis Ayala para mandar el partido a entradas extras.

Luego, al abrir la entrada 14, Karim García, originario de Ciudad Obregón y quien fue uno de los refuerzos que llevaron los Yaquis, enloqueció a los aficionados que abarrotaron el estadio al pegar jonrón por todo el jardín derecho y poner adelante a la novena mexicana 3-2.

En el cierre de ese episodio, con dos fuera y corredores en primera y tercera de Dominicana, el veterano Miguel Tejada conectó un rodado colocado entre primera y segunda base, que se fue de imparable para empatar el juego de nueva cuenta.

Leones del Escogido jugó como equipo local en este partido, ya que terminó con el mejor récord en la primera fase.

La más reciente ocasión que un partido de Serie del Caribe había terminado en la madrugada del otro día, fue 2005, cuando Venados de Mazatlán, jugando en casa, se alzó con el título al superar a las Águilas de Cibao, de República Dominicana.

México obtuvo de esta forma el séptimo título en Serie del Caribe y el segundo jugando en casa.

 

Acaparan premios

El ligamayorista  mexicano Luis Alonso Mendoza acaparó los reflectores dentro de la premiación al Equipo Ideal de la Serie del Caribe 2013, al llevarse par de distinciones.

El lanzador veracruzano, quien ganó dos juegos y no recibió carrera en poco más de 13 entradas, fue considerado como el mejor abridor diestro y además el Jugador Más Valioso de la justa.

Pero el pitcher de los Reales de Kansas City no fue el único que apareció en la lista, misma que surgió por medio de votos de los periodistas que se dieron cita para cubrir la  Serie del Caribe.

Marlon Byrd, fue el mejor jardinero derecho, Douglas Clark, quien además fue el campeón de bateo, se quedó en el izquierdo y el cubano Bárbaro Cañizares, obtuvo la distinción del mejor bateador designado.

Los restantes premios se los compartieron entre Dominicana, que fue el que más tuvo, Venezuela y Puerto Rico.

La distinción de mejor manager fue para el dominicano Audo Vicente, de los Leones.

Fallaron los relevistas

Aunque el pitcheo abridor del equipo mexicano se comportó a la altura, el relevó fue el dolor de cabeza para el manager Eddie Díaz.

En el partido de ayer, Rodrigo López cumplió con otra sólida apertura al trabajar siete entradas y dos tercios con una sola carrera, pero se volvió a ir sin decisión luego que Luis Ayala permitió cuadrangular a Ricardo Nanita al abrir el noveno episodio.

López, quien irá a los entrenamientos de Grandes Ligas con los Filis de Fialdelfia, se fue sin decisión en las dos aperturas que tuvo en la Serie del Caribe, a pesar de que realizó excelentes trabajos y dejó su promedio de carreras limpias en 0.66.

Por su parte, Ayala, quien juega con los Orioles de Baltimore fracasó como cerrador  del equipo al fallar en tres ocasiones de situaciones de rescate.

Mientras que Óscar Villarreal, líder de salvamentos durante la temporada regular en la Liga Mexicana del Pacífico, dejó escapar la ventaja dos veces.

La relevación fue el joven mexicano  David Reyes, quien no permitió carrera en siete entradas que trabajó.

Clark vuelve a responder 

El estadunidense Douglas Clark, un consentido de la afición de los Yaquis tuvo otra destacada actuación al terminar como campeón de bateo.

Clark acumuló un grueso .429 para superar al dominicano Ricardo Nanita, quien fue otra de las figuras del torneo.