PGR descalifica sus exámenes; los controles de confianza no funcionan

Subprocuradora afirma que los controles de confianza no funcionan; considera que la estructura de la dependencia obstaculiza que cumpla con sus funciones

COMPARTIR 
07/02/2013 11:28 Leticia Robles de la Rosa

CIUDAD DE MÉXICO, 7 de febrero.- Durante la comparecencia ante el Senado, la subprocuradora Jurídica y de Asuntos Internacionales de la Procuraduría General de la República (PGR), Mariana Benítez, dijo que los controles de confianza que se aplican al personal de la institución “no están funcionando”.

La funcionaria aseguró que quienes “están cumpliendo las funciones sustantivas de procuración de justicia”, no tienen “los perfiles adecuados”.

Durante una reunión con los senadores de la Comisión de Puntos Constitucionales aseguró que la estructura actual de la dependencia “impide que las distintas áreas de la Procuraduría cumplan efectivamente con sus funciones”.

Al expresar la opinión de la PGR en torno al proyecto para crear el órgano nacional anticorrupción, Mariana Benítez explicó que el actual modelo de la Procuraduría “no está funcionando” y dijo que en breve el titular, Jesús Murillo Karam, entregará al Senado su plan de reforma profunda a la Procuraduría.

Mariana Benítez afirmó que la PGR fue “una de las instituciones más olvidadas y más descuidadas en los años anteriores”.

La PGR admite fracaso en control de confianza

Considera que la estructura de la dependencia obstaculiza que cumpla con sus funciones.

La subprocuradora Jurídica de la PGR, Mariana Benítez, aseguró a senadores que los controles de confianza que se aplican al personal de la institución “no están funcionando”, además de que “no son los perfiles adecuados los que están cumpliendo las funciones sustantivas de procuración de justicia”.

Además, precisó que la estructura actual de la Procuraduría General de la República “impide que las distintas áreas de la Procuraduría cumplan efectivamente con sus funciones”.

Durante una reunión con los senadores de la Comisión de Puntos Constitucionales, donde participó para expresar la opinión de la PGR en torno al proyecto para crear el órgano nacional anticorrupción, Mariana Benítez explicó que el modelo de la procuraduría “no está funcionando” y ofreció que, en breve, el procurador Jesús Murillo Karam entregará al Senado su plan de reforma profunda a la dependencia.

La funcionaria explicó que la Procuraduría está en un proceso de reestructuración, a partir de la etapa de diagnóstico.

“Nosotros sabemos y creo que los que están en esta mesa saben y podemos reconocer que la Procuraduría fue una de las instituciones más olvidadas y más descuidadas en los años anteriores, aun cuando es una pieza fundamental en cualquier estrategia de seguridad y justicia y en toda estrategia de generar Estado de derecho en cualquier país”, destacó.

Les habló de los “elementos fundamentales” en los cuales se trabaja en la Procuraduría.

“Estamos trabajando en la revisión de la estructura orgánica. La estructura, la que hoy tenemos, impide que las distintas áreas de la Procuraduría cumplan efectivamente con sus funciones. Es increíble. Si pudiera traer aquí un mapa de cómo está la estructura orgánica, es imposible, nadie podría atender las funciones, interactuar e informar a los órganos.

Un desorden institucional

“Es un desorden institucional. Estamos haciendo un análisis con una institución que goza de gran credibilidad en el país; serio, para atender el problema de la estructura de la PGR”, explicó.

Minutos antes los senadores Armando Ríos Piter y Alejandro Encinas resaltaron la desconfianza generalizada que existe en torno al Ministerio Público, Mariana Benítez Tiburcio habló de las fallas en los exámenes de confianza.

“Bien dicen ustedes, ¿cómo confiar en los ministerios públicos que son los que llevan a cabo las investigaciones e integran las averiguaciones previas? Sí, ciertamente, los exámenes de control de confianza los estamos revisando y no están funcionando, un simple ejemplo”, precisó.

También explicó que “estamos revisando los programas de capacitación que se está creando. No sabemos para qué se está capacitando a los Ministerios Públicos. No sabemos qué se les está dando. No se les da seguimiento. No son los perfiles adecuados los que están cumpliendo las funciones sustantivas de procuración de justicia”.

La funcionaria aclaró: “vamos por una reforma profunda de la PGR”.

La subprocuradora Jurídica y de Asuntos Internacionales pidió a los senadores que en el proceso de construcción del órgano nacional anticorrupción, no es necesario que se le diseñe un perfil que corresponde al Ministerio Público, y les pidió “no darle el tiro de gracia” a la dependencia.

“Si nosotros prevenimos muy bien, pero los delitos que se cometen no se sancionan, ahí tiene que ver la Procuraduría, porque es la que lleva a cabo esas investigaciones y persigue el delito. Si nosotros como Ministerio Público no somos capaces de sostener una investigación ante el juez simplemente ese delito quedó impune.

“Estamos muy claros en eso. Sin embargo, lo que yo los invitaría sería que no duplicar órganos vamos a solucionar. En lugar de pensar en crear otros órganos, pensemos cómo mejorar y ahí tiene el compromiso de la Procuraduría, de que ahora sí hacernos cargo de lo que tiene que hacerse para mejorarla.

“Sí celebro el ánimo de buscar soluciones y las podemos buscar juntos, pero me parece que esperamos generar la confianza suficiente y nosotros presentarles el Programa hacia dónde queremos ir.

“A todos nos conviene como mexicanos que todos tengamos instituciones más fuertes. No creo que en este caso, como estamos encontrando la Procuraduría, no creo que lo mejor fuera darle el tiro de gracia.

“Yo creo que deberíamos de pensar en una solución firme, transparente, que sea compartida por todos los actores involucrados de cómo podemos fortalecerla. Pensar a largo plazo, cómo abatir la impunidad, pero no creando nuevas instituciones y debilitando y haciendo más chicas a las otras”, les pidió subprocuradora Jurídica y de Asuntos Internacionales.

Guardaespaldas

Excélsior publicó que 88% de la Policía Ministerial se dedica a dar protección a funcionarios públicos de alto nivel y sus familiares.

La Policía Federal Ministerial (PFM) sólo tiene 495 elementos, de los 4 mil 21 en activo, para poder investigar los casos que son necesarios para los ministerios públicos federales, investigar denuncias como son casos de secuestro, cumplimentar órdenes de aprehensión o realizar algún mandamiento judicial.

Los demás elementos se encuentran designados a realizar otras tareas, entre ellas la de guardaespaldas, indica un documento de la PGR.

Esta corporación, es la única que se mantendrá sin cambios.

La imagen está desmantelada

Antes de ser ratificado por el Senado como procurador, Jesús Murillo dijo que pensaba regresar a la PGR “su función original”.

El político hidalguense definió la tarea central de su nuevo encargo: “Tenemos que darle esa fuerza, esa capacidad y, sobre todo, algo que es muy difícil y que para mí es muy importante, hacer una Procuraduría confiable para la sociedad”.

Jesús Murillo Karam respondió:

 “Pues sí, y de muchas cosas más, no sólo de eso y precisamente la confiabilidad radicará en que podamos eliminar todas las razones que causan esa sensación y poder hacer una Procuraduría que, insisto, su principal característica tiene que ser, que sea confiable”.

— ¿Está muy deteriorada la imagen de la Procuraduría?—se le preguntó, el 5 de diciembre de 2012.

“Yo creo que está más bien desmantelada. Es una Procuraduría que requiere de un fortalecimiento para poder mejorar la imagen”, respondió el entonces presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados.

Video Recomendado

Comentarios

Lo que pasa en la red