MORELIA, 26 de enero.- De último minuto, Monarcas Morelia rescató el empate en el Estadio Morelos ante unas Chivas que jugaron gran parte de la segunda mitad con diez hombres. El ex delantero purépecha Rafael Márquez Lugo marcó el tanto de la ventaja para el Rebaño Sagrado, pero Joao Rojas acabó con la ilusión tapatía de llevarse la victoria como visitante. Con su gol, ya con el final encima, el medio ecuatoriano congeló al plantel tapatío.

Desde el primer minuto, el Morelia quiso adueñarse de la pelota. Sin embargo, el desgaste físico en el medio campo del Guadalajara impidió el juego característico de Romano.

El partido inició con picante. El propio Joao Rojas, ecuatoriano, encontró en el área un balón franco para mandarlo al arco, sin marca, pero el capitán chiva, Héctor Reynoso, se metió en la trayectoria del cuero. Así, la primera llegada peligrosa del partido se esfumó, al minuto 6.

Después, el arquero local, Federico Vilar, resolvió los embates que el ataque de Chivas mandó durante los primeros 20 minutos del encuentro.

Por otra parte, cada llegada de los purépechas por ambas bandas metía en apuros a la zona baja del Rebaño. José María Cárdenas y Rojas se encargaron de mantener activo a Luis Michel con sendos disparos, al 37’ y al 43’.

Ya en la segunda mitad, Rafael Márquez Lugo entró al área  y encontró un inmejorable pase de Patricio Araujo para quedar solo frente al cancerbero. Márquez Lugo aprovechó la mala marca de Enrique Pérez y bombeó la pelota por encima de Vilar para marcar el 1-0.

Acto seguido, el estratega del Morelia contestó con un cambio agresivo. Jefferson Montero ingresó a la cancha para suplir a un inoperante Sergio Santana y tres minutos más tarde sirvió un pase filtrado para su compatriota Joao Rojas, quien fue derribado por Kristian Álvarez en los linderos del área grande. El silbante  no dudó y echó del encuentro al defensor del Rebaño.

La expulsión de Christian Álvarez dejó a Guadalajara vulnerable en la central, por lo que el artillero Migeul Sabah fue reemplazado por el joven Juan Basulto, además del ingreso de Chatón Enríquez. Con inferioridad numérica, Chivas reconoció que requería tapar espacios y ya no provocó inquietud al frente, mensaje que el Morelia entendió. Ya con Carlos Ochoa en la cancha, Monarcas intentó con cuatro delanteros buscando el empate. 

Sin embargo, se cansó el Morelia de fallar. El panorama lo veía gris hasta que Enrique Pérez llegó a línea de meta, envió el balón al área chica, donde Rojas ya esperaba para marcar, cayéndose, el gol de la igualada hacia el minuto 90, rescatando el empate y, de paso, congelar a las Chivas.