“Maestros” que extrañan maestras

Al menos el error se corrigió gracias a los tropezones que el mismo Gilberto Eulogio Sánchez Ortiz se metió contra sí mismo.

COMPARTIR 
Yuriria Sierra 29/04/2014 03:12
“Maestros” que extrañan maestras

Al sistema educativo oaxaqueño no le hacía falta ningún escándalo. Por el contrario, le sobran temas que resolver. Las condiciones en los que ha tenido que vivir en los últimos meses este tema han dejado en evidencia el poder de los maestros disidentes, un poder que llega incluso a intimidar a las autoridades. Manifestaciones, paros de labores y ninguna consecuencia para quienes hicieron del calendario escolar uno más bien de faltas. Época en que los miles de alumnos en el estado se han quedado sin clases.

Y qué se puede esperar de la estructura educativa del estado si apenas el fin de semana se balconeaba en redes sociales al titular del Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca. Aunque ni tan balcón, pues no salió a la luz ningún secreto, sino que tras su nombramiento como cabeza de tal dependencia, se pusieron los ojos en cierta actividad que realiza con regularidad este personaje, Gilberto Eulogio Sánchez Ortiz.

En su perfil de Facebook, el susodicho es fan de subir fotografías de mujeres con poca ropa (o sin ella), acompañadas con frases como “los niños ya exigen clases y los maestros ya extrañamos a estas maestras” —haciendo alusión a la mujer (vista claramente como un objeto sexual) que aparece en una fotografía tomada en un salón de clases— como acto evidente de un machismo absolutamente reprobable para una autoridad; peor aún, para una encargada de la educación de un estado. Y aun más reprobable en un estado en el que el conflicto educativo es su gran pesar, pues ha sido donde el tema de la Reforma Educativa se encuentra en medio de un pantano.

Lo cierto es que el nombramiento de Sánchez Ortiz duró muy poco. Este trapito sacado al sol, que ni tan escondido, fue suficiente para que el gobernador lo sacara de la que era su nueva oficina. Fue removido del cargo ante el escándalo. Aunque parece curioso cómo es que llegó a él, pues también su perfil de Facebook evidenciaba su postura contra el gobierno que encabeza Gabino Cué. Si la decisión de nombrarlo fue equivocada, al menos el error se corrigió gracias a los tropezones que el mismo Sánchez Ortiz se metió contra sí mismo.

Addendum. Ayer por la mañana, en varios diarios, apareció un desplegado firmado por el ganador del Oscar, Alfonso Cuarón. Una carta dirigida al presidente Enrique Peña Nieto, en la que el multipremiado cineasta le hace diez preguntas con respecto a la Reforma Energética. Preguntas que lanza en su calidad de ciudadano, pero que sabe que no pueden ser ignoradas por su calidad de celebridad, en un acto valiente que, en efecto, enriquece el debate al respecto. Por la tarde, el Presidente de México escribió en su cuenta de Twitter, que todas y cada una de las diez preguntas que Cuarón le hace serán respondidas cuando las leyes secundarias de la Reforma Energética, aprobada ya en lo general, lleguen al pleno. Y esto, también en un acto oportuno, pues lo menos que puede hacer el gobierno federal es ignorar a aquellos que desean nutrir el debate en asuntos de gran importancia para el presente y futuro del país.

Comparte esta entrada

Comentarios