Reduciendo la brecha

El Servicio Profesional Electoral (SPE) está representado en 78.2% por hombres y el resto (21.8%) por mujeres.

COMPARTIR 
Yuriria Sierra 26/04/2014 01:19
Reduciendo la brecha

Elena Poniatowska es la cuarta mujer en recibir el Premio Cervantes en la historia de este reconocimiento que se entrega desde 1976. Vaya brecha con respecto a los hombres, como si no hubiera grandes plumas femeninas merecedoras de un galardón como éste. Y no, no es activismo chafa, tan cierto es, que la misma escritora ha hablado al respecto en los varios eventos en los que ha participado en su estancia en España, país al que fue a recibir tal reconocimiento. “A las mujeres les cuesta pasar de ser floreros a flores sin espinas (...) Es difícil, pero ya lo han hecho muchas...”, fue una de las frases que Poniatowska expresó en conferencia de prensa.

Y sí, muy difícil ha sido. Hace muy poco hablábamos de ello cuando la conmemoración del Día Internacional de la Mujer. La gran brecha que aún existe entre las oportunidades de trabajo entre el hombre y la mujer, pero no sólo eso sino también en el respeto de los derechos entre ambos. Hace unas semanas, platicando con el diputado local del Distrito Federal, Andrés Sánchez Miranda (PAN), me explicaba la problemática que algunas mujeres que trabajan enfrentan cuando viven un embarazo. Y es que, me explicaba, sólo siete de cada diez madres regresan a su actividad laboral después del parto, el resto decide quedarse a cuidar a sus hijos. Pero la problemática radica en que quienes regresan, deben hacerlo muchas veces ya no bajo las mismas condiciones. Su grupo parlamentario estudia las medidas que deben tomarse para evitar este oportunismo de algunos, que obliga a las ya madres a regresar a sus labores hasta con un descuento en su salario de 30 por ciento. Otro ejemplo de la importancia y de que, por fortuna, se comienzan a tomar las medidas necesarias para contrarrestar esta problemática que habla muy mal de las políticas sobre equidad de género, es que ahora con el nacimiento del Instituto Nacional de Electoral, abrió una convocatoria para cubrir las vacantes de 99 plazas: seis en Juntas Locales Ejecutivas, 75 en Juntas Distritales Ejecutivas y 18 con oficinas centrales... ¡pero todas serán ocupadas por mujeres!

El INE decidió comenzar a reducir la brecha entre el número de empleados hombres y el número de mujeres que trabajan en él. La otra buena noticia es que a ésta convocatoria llegaron más de cinco mil solicitudes.

Actualmente, el Servicio Profesional Electoral (SPE) está representado en 78.2% por hombres y el resto (21.8%) por mujeres. Y aunque esta convocatoria es una gran noticia, lo cierto es que apenas representará un incremento en la nómina femenina de 3.4%, por lo que aún hay mucho, mucho por hacer y esperar.

La brecha que hay entre las oportunidades de desarrollo entre los hombres y las mujeres es enorme. El del INE es un gran ejemplo. Aplaudo que se estén tomando medidas para reducirla, aunque más aplaudo que haya mujeres, como Poniatowska o como las más de cinco mil que enviaron solicitud al nuevo instituto electoral, dispuestas a demostrar el porqué estamos dispuesta a dejar de ser floreros.

Addendum. Si mal no recuerdo, tanto la Primera como la Segunda Guerra Mundial comenzaron por una intervención internacional en determinado territorio. Tomando en cuenta las debidas proporciones, me parece gravísimo que Rusia siga los ojos (y más) puestos en Ucrania, como si Crimea no hubiera sido suficiente. Grave por la evidente tensión que hay en Washington... a ver cuánto aguantan sin tomar una decisión más contundente al respecto.

Comparte esta entrada

Comentarios

Lo que pasa en la red