México y Francia, renovados

Se sabe que Hollande vino también para ordenar asesoría de su gobierno al proyecto de Gendarmería Nacional.

COMPARTIR 
Yuriria Sierra 11/04/2014 01:49
México y Francia, renovados

La visita de François Hollande a nuestro país, es el inicio del “después” que viene tras los años tensos en que ambas naciones tuvieron cuando Nicolás Sarkozy intervino en lo que pudo en el caso Florence Cassez, hoy felizmente casada; aunque aquí su expediente no diga que es inocente, sino que hubo ineficiencias en su proceso, que es mucho muy distinto.

Fueron varios años en que México y Francia más que encontrarse como países fraternos, el trato que se daban era más bien polite. El saludo apenas necesario, pero con claras señales de un posible conflicto diplomático gracias al caso de la francesa acusada de secuestro, pero que la pudo librar.

Ayer, los dos presidentes anunciaban la firma de varios acuerdos —42 en total— que cubrirán áreas energéticas, educativa, salud y hasta seguridad. Se sabe que Hollande vino también para ordenar asesoría de su gobierno al proyecto de Gendarmería Nacional, uno de los pendientes que dejó el doctor Mondragón y Kalb, y que deberá resolver el nuevo comisionado Nacional de Seguridad, Monte Alejandro Rubido. Ya no hay temas que tensen la relación entre ambos países, aunque sí, existe uno que, según la involucrada, Maude Versini, sería parte de la agenda de esta visita, aunque más bien de la agenda privada. La exesposa del gobernador mexiquense Arturo Montiel, lleva más de dos años en litigio  y sin ver a sus hijos. Como ciudadana francesa ha solicitado la intervención del gobierno francés, tal como  como lo hiciera Florence Cassez al expresidente Nicolás Sarkozy; pero, injustamente —pienso— su caso no se ha convertido en tema de la agenda pública, no al menos de esta visita de Estado del presidente Hollande. No entendemos cuál es la diferencia, si este caso, al menos, no se trata de una presunta responsable, aunque plenamente identificada por sus víctimas.

Al final, si es que el gobierno francés decide pronunciarse al respecto, será muy en privado, aunque inevitablemente lo sabremos. Y deberá ser de esa forma, para no tensar de nuevo una relación que se está renovando.

Ayer también se anunciaba el regreso de la celebración del Año Mexicano que se canceló en 2011 gracias al caso Florence Cassez y que enfrentó a ambos países. A tal grado que todo lo que ya se tenía preparado para tal celebración, tuvo que cancelarse de última hora. En aquel entonces, tal evento tuvo un presupuesto de 50 millones de euros, 22 puestos por el gobierno mexicano, 25 por el francés y el resto se obtuvo vía patrocinios; pero todo fue una pérdida debido a la cancelación. Ayer, Hollande anuncio que será en 2016 cuando esta celebración se realice.

México y Francia renuevan su relación, si bien, lo cierto es que, como lo dijo el presidente francés, los vínculos entre ambos han sido culturales, de ahí que la cancelación del Año Mexicano haya causado tanto escándalo en su momento. Pero, hoy, ésta comienza a renovarse.

Comparte esta entrada

Comentarios

Lo que pasa en la red