Decreto contra la homofobia

Es importantísimo que a nivel cultural y social se entienda la perspectiva de la aceptación de las diversas preferencias sexuales.

COMPARTIR 
Yuriria Sierra 22/03/2014 01:59
Decreto contra  la homofobia

Ya se conmemoraba el 17 de mayo como el día para reconocer la lucha contra la homofobia en el mundo. México se sumó a esta conmemoración, pero ayer de manera oficial y mediante un decreto del presidente Enrique Peña Nieto, ese día queda instituido como el Día Nacional  de la Lucha contra la Homofobia. Desaparece así el Día de la Tolerancia y el Respeto a las Preferencias que, aquí entre nos, el nombre era bastante ambiguo, ¿qué hay de malo en llamar a las cosas por su nombre?

La homofobia engloba un montón de cosas, no sólo es la no aceptación de una preferencia sexual a cualquier nivel. Dentro de las cuatro paredes de una casa, en un ambiente familiar; hasta dentro de aquellas otras, las de una escuela, una oficina o donde no hay una sola, pero sí enormes muros invisibles o techos de cristal que en la calle, en la sociedad en general impiden que una persona homosexual, bisexual, transgénero, etcétera, pueda desarrollarse plenamente.

Lo anterior, como los rasgos homófobos más comunes; pensaríamos en ellos como los menos peligrosos, en el sentido de no poner en riesgo la integridad física de quien es objeto de ella. Sin embargo, eso no significa que no deje secuelas. Casos de jovencitos que optan por el suicidio porque no encuentran en su hogar la aceptación y apoyo que cualquier persona merecería, pero que aun hay quienes no pueden entender.

Desafortunadamente, hay casos que van mucho más allá del ámbito sicológico. Casos de bullying en las escuelas, de discriminación en el trabajo o de agresiones en la calle. Nuestro país, aunque a buen está muy, muy lejos de parecerse a lugares como Uganda o Rusia; sin embargo, aún no se ha terminado de pavimentar por completo el camino hacia la aceptación, tolerancia y, sobre todo, el respeto de los derechos de todos los individuos a partir de su orientación sexual.

Que el 17 de mayo sea ya un día que por decreto se use para conmemorar la lucha que se hace en el país contra la homofobia, es sin duda un precedente importantísimo para que a partir de aquí, tanto a nivel federal como local se comience a legislar a favor de los derechos de todos los ciudadanos.

En nuestro país se ha realizado una lucha de muchos años y por muchas personas, que han soñado con ver respetados sus derechos. Tener acceso a las mismas posibilidades legales para formar una familia, para unirse en matrimonio con la persona que aman, para asegurarles un futuro. Aunque para lograr eso, es importantísimo que a nivel cultural y social se entienda la perspectiva de la aceptación de las diversas preferencias sexuales. Cuando hace un par de días hablábamos de la encuesta que realizó el Gabinete de Comunicación Estratégica sobre tolerancia, evidentemente fue el Distrito Federal el que registró un mayor umbral para temas como matrimonio entre personas del mismo sexo y la adopción, justamente donde ya en la ley se ha escrito al respecto.

De ahí que este decreto signifique tanto: porque es un llamado al resto de los estados que hoy han prohibido uniones y adopción; estados que han cerrado las posibilidades para el reconocimiento que en otros lugares, por fortuna, ya son una realidad. Es un llamado para que en todo el país, los temas de preferencias sexuales comiencen a dejar de ser issues. Sobre todo, para que las políticas públicas tomen con más seriedad medidas para acabar con la homofobia y la discriminación.

Comparte esta entrada

Comentarios