Los trenes de México

Lo que se pretende ahora es que la industria ferroviaria mejore costos de traslados, así como su velocidad y seguridad.

COMPARTIR 
Yuriria Sierra 15/03/2014 02:46
Los trenes de México

Uno de los sectores olvidados por años, en verdad años, ha sido el ferroviario. Han pasado sexenios enteros y poco se ha hecho en esta industria reducida a unas cuantas rutas que vienen y van dentro del territorio nacional, como las de Chihuahua y Jalisco, aunque éstas, convertidas más en atractivos turísticos. Con toda la ola de reformas que se han presentado en los últimos meses, desde la llegada de Enrique Peña Nieto a Los Pinos, la del sector en materia de comunicaciones y transportes comenzará a tomar forma justo en este sector, el ferroviario.

El 4 de febrero pasado, se aprobó en San Lázaro el proyecto de decreto por el que se reforman, adicionan y derogan diversas disposiciones de la Ley Reglamentaria del Servicio Ferroviario; ahora está en manos del Senado. El primer cambio que se da en el sector desde los años noventa. Lo que se pretende ahora es que la industria ferroviaria mejore costos de traslados, así como su velocidad y seguridad. Además de tener los recursos necesarios para construir los libramientos ferroviarios estratégicos que permitan incrementar la eficiencia de los trenes de carga, pero también retomar el servicio de los trenes como transporte de pasajeros.

Sobre esto último, estos días se ha hablado de dos posibilidades: “En la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, a cargo de Gerardo Ruiz Esparza, lo tienen claro: deben desplegarse los trenes de pasajeros con una visión de transportar las distintas zonas económicas del país. Por ejemplo, el tren de pasajeros de la Ciudad de México a Querétaro estará listo en esta misma administración, pero tiende a ser un transporte que puede expandirse por todo el Bajío y llegar a conectar Jalisco con el centro del país. En el caso del tren de la Ciudad de México a Toluca, es claro el tema: la autopista de Toluca, con todo y ser costosa para sus usuarios, es una vía que tiende a la saturación. Ahí van a construir dobles pisos y distintas salidas, pero desde luego no le caerá nada mal un tren de pasajeros entre Toluca y la Ciudad de México. En ambos trenes, el México-Querétaro y el México-Toluca, se necesitarán obras adicionales por parte del gobierno capitalino para evitar saturación en las terminales...”, así lo escribía ayer José Yuste en las páginas de este diario.

Sin embargo, el camino para que esto sea una realidad no es sencillo. Si bien, las propuestas no están para nada fuera de lugar, porque para la conjugación de los trenes de carga con los de pasajeros se necesita acordar cuál será la operación. Así lo expuso hace unos días Verónica Baz, directora del CIDAC, en el Senado de la República. En su informe, el Centro de Investigación para el Desarrollo, A.C. especifica los puntos que deben cuidarse. Y es que México es prácticamente nuevo en el sector de transporte de pasajeros, porque es un área que ha tenido abandonada por años. Así que deberá adecuar sus rutas y sus vías para compartirlas con los trenes de carga, y esas mismas, más las que no se compartan, con las que sean exclusivamente para pasajeros, que deberán soportar velocidades mayores.

Y es que, desde que el sector ferroviario en nuestro país se redujo, mucho han cambiado las ciudades. Hay que adecuar las salidas, la infraestructura. Hay más desarrollo urbano, somos más, el tránsito se hace cada vez más complicado. Es un tema importantísimo, porque incluso está escrito en los pendientes del TLC, ya que el transporte de mercancía se hace mucho más fácil y barato. Por eso es necesario que el sector ferroviario crezca y, parece ser, eso pasará en los próximos años.

Comparte esta entrada

Comentarios

Lo que pasa en la red