¿Tucom panista?

La división dentro de Acción Nacional es evidente, y es no sólo de cariño político, sino también de intereses.

COMPARTIR 
Yuriria Sierra 19/02/2014 03:46
¿Tucom panista?

“Sufragio efectivo, no reelección”, decía Madero (Francisco Ignacio —el ex Presidente de México— allá en los años de la Revolución). Cien años después, otro Madero, pero éste presidente de un partido —Acción Nacional— tiene en la mira todo lo contrario. Gustavo Enrique, al frente del que fuera el partido en la Presidencia de 2000 a 2012, dice hoy que al interior del PAN no hay ningún bloque que esté en contra de su reelección. Que espera que el proceso de renovación de dirigencia se dé en las condiciones óptimas: una elección abierta a la militancia, que no dé lugar a dudas y que logre una unidad que, aunque insista en que sí, no se vio ni en la campaña presidencial de Josefina Vázquez Mota.

Gustavo Madero dice que hoy el partido está enfocado en los trabajos legislativos, aunque en él también se han visto las diferencias entre quienes lo apoyan y quienes están sumando fuerzas a quien parecer ser su más inmediato competidor por la dirigencia nacional: Ernesto Cordero.

Hace unas semanas, la grabación de una conversación entre el senador y exsecretario de Hacienda Fernando Rodríguez Doval, fue en inicio —o nacimiento— de lo que hoy comienza a ser conocido como el “Tucom Azul”, bloque que se opone a la reelección del hoy presidente nacional panista. Incluso la reciente aparición pública de Felipe Calderón fue también un ingrediente agregado a esta riña interna que Madero se empeña en negar, pero que sus opositores se empeñan, también, en hacer evidente.

Sin embargo, son varias las figuras que están en la lista y con suspiro propio: no sólo Cordero, también Mario Flores y Juan Manuel Oliva. Los tres con el deseo declarado de ser el próximo presidente de Acción Nacional. Aunque también hace falta una figura que, si bien se ha dejado ver poco frente al escenario, posee un capital político importante, lo suficiente para dar batalla en la contienda.

En cuanto a Josefina Vázquez Mota, a últimas fechas, sus apariciones públicas han estado destinadas a la presentación de su libro El sueño que unió a la frontera. Mexicanos que triunfan en Estados Unidos, un análisis sobre el fenómeno migratorio a través de las historias de 65 casos de conciudadanos que han logrado el éxito, que alcanzaron el “sueño americano”. Hoy mismo realizará una presentación en el Institute of the Americas. Lo interesante es que la excandidata presidencial no ha declarado su interés por ir tras la dirigencia del partido.

La división panista es evidente, y es no sólo de cariño político, sino también de intereses: “A los panistas nos gusta tener nuestra agenda propia, nuestros propios tiempos y es momento de recuperarlo...”, me decía precisamente ayer Ernesto Cordero en entrevista. Él, el más apuntado para darle batalla a Madero y quedarse con la dirigencia nacional. Y es que defiende su postura ante la posición que ha tomado el PAN frente al gobierno federal con Madero a la cabeza: “Nos hemos desdibujado, somos más comparsa del PRI que un contrapeso real (...) Madero qué ganas va a tener de irse, debió irse en diciembre del año pasado, ya le ganó seis meses a esto...”.

Comparte esta entrada

Comentarios