Los exes y Time

Los expresidentes reapareciendo, cada uno sabrá con qué finalidad; pero quien se llevó la atención por la razón evidente fue Peña Nieto.

COMPARTIR 
Yuriria Sierra 14/02/2014 02:08
Los exes y Time

Si nos queremos poner románticos —la celebración de San Valentín nos da el permiso— pensemos que resultó bastante curioso que varios expresidentes del país hayan reaparecido en los escenarios políticos y con senda coincidencia: la aparición de Enrique Peña Nieto en la portada de la revista Time. Vaya que, como decía Carlos Fuentes, la política no es más que expresión pública de pasiones privadas. Vaya que tenía razón. O tiene, porque una de las maravillas de y para un escritor, es que siempre se podrá hablar de ellos en primera persona. (Sí, este es también romanticismo con permiso de San Valentín).

Pensemos en las razones, ¿qué motivó la aparición de Salinas? ¿Por qué asomar un pleito con quien fuera uno de sus más cercanos colaboradores? Manuel Camacho Solís se subió al ruedo y ha respondido a las declaraciones del expresidente más polémico del México contemporáneo. Carlos Salinas de Gortari y la entrevista que dio a El Universal hace unos días, ponen de manifiesto aquella relación tan cercana en el sexenio salinista y que tiene hoy un estatus de irreconciliable: Camacho Solís no le perdona al expresidente que lo haya mandado como comisionado a Chiapas, y no su sucesor en Los Pinos.

Ernesto Zedillo también reapareció, no sólo por el juicio que ahora buscan —hasta legisladores priistas— por la privatización del sistema ferroviario nacional en los años en que fue Presidente. También hace unos días fue uno de los firmantes de la misiva que junto con él, enviaron a Miguel Ángel Mancera otros expresidentes latinoamericanos en la víspera de la iniciativa de regulación del consumo de la mariguana que finalmente se presentó ayer para su discusión. Y aunque Zedillo no ha aparecido ante los micrófonos de la prensa, sí lo hizo frente al Institute of the Americas. A ver qué nota nos da.

Vicente Fox ha estado también —aunque él desde hace varios meses— dando declaraciones con respecto a sus intenciones de convertirse en empresario en caso de que la legalización de la mariguana sea una realidad en nuestro país. Hizo lo mismo cuando la Reforma Energética fue presentada, llamó a inversionistas internacionales para emocionarlos y, en una de esas, también se convierte en petrolero.

Y Felipe Calderón, el más inmediato expresidente aparece de nuevo en el reflector en un momento curioso. Los cariños al interior del PAN andan más que lastimados. Cordero y Madero de plano enfrentados y la dirigencia nacional del partido en la espera por su renovación y que en la novela panista hace la suerte del objeto amado: ¿quién se quedará con ella? Porque además, la presentación de la Fundación Desarrollo Humano Sustentable le sirvió también a Calderón de pretexto para llamar a sus panistas más cercanos.

Los expresidentes reapareciendo, cada uno sabrá con qué finalidad; pero quien se llevó la atención por la razón evidente de ser el Presidente actual fue Enrique Peña Nieto en la portada de Time. Se soltó una ola de críticas y eso que aún no sale a la venta el número donde aparece. Por lo pronto, rescatamos que ésta es la décima portada que la publicación le dedica a un presidente mexicano, y es la segunda ocasión que parece Peña Nieto.

Mera coincidencia que San Valentín nos traiga a México a sus expresidentes. Mera coincidencia también que, como sucede en el amor, estos regresos tengan un gato encerrado... ¿o no?

Comparte esta entrada

Comentarios

Lo que pasa en la red