Menos mujeres, menos PIB

Apenas hace un par de días, una mujer más se incluyó como parte del gabinete presidencial... Lorena Martínez, al frente de la Profeco.

COMPARTIR 
Yuriria Sierra 08/02/2014 01:43
Menos mujeres, menos PIB

De forma recurrente, aquí hablamos de las diferencias que existen entre las oportunidades para hombres y mujeres en el sector laboral. Se ha ido avanzando, sí, pero aún es un tema dentro de las agendas de trabajo en desarrollo (y hasta de derechos humanos), pues la brecha entre géneros sigue siendo amplia. Hasta el año pasado, según la última Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo, 62% de las mujeres en el país siente que no tiene el mismo reconocimiento que los hombres en asuntos profesionales.

Las cifras que se dieron a conocer en aquel estudio también decían que tres de cada diez mujeres se sienten debajo de un techo de cristal que no las deja avanzar, ya sea por falta de oportunidades para ascender o las dificultades para lograr un aumento salarial.

Aquí hemos escrito sobre estas diferencias, cuyo mejor ejemplo lo vemos en los puestos de función pública. Apenas hace un par de días, una mujer más —ahora, un total de cuatro— se incluyó como parte del gabinete presidencial. Ya no es sólo Rosario Robles (Sedesol), Claudia Ruiz Massieu (Sectur) y Mercedes Juan (SS); ahora también es Lorena Martínez, al frente de la Profeco, aunque esta dependencia forma parte del gabinete ampliado.

Y si eso lo vemos en la mesa de trabajo (y poder) más importante del país, qué podemos esperar en la industria privada. Si bien se reconoce que muchas son las mujeres que han logrado un importante papel dentro de su ramo —doctoras, empresarias, ejecutivas, escritoras, etcétera—, las estadísticas dicen que detrás de cada una de ellas, hay otras más que esperan salir de la sombra.

Se ha señalado mucho e insistentemente que desde las leyes se trabaje para que se logre una equidad de las mismas oportunidades. Y pues, apenas hace un par de días, el secretario de Relaciones Exteriores, José Antonio Meade, añadió un dato del que poco sabíamos: “Un estudio reciente del Fondo Monetario Internacional (FMI) señala que en nuestra región tenemos un PIB per cápita de al menos 17% menor del que podríamos tener si no hubieran las brechas de género que todavía hoy prevalecen en América Latina. En Europa, esta pérdida, calcula el Fondo, es de alrededor de 14%, y en África y Medio Oriente, de alrededor de 27%...”.

Es decir: entre menos mujeres, menos Producto Interno Bruto. Actualmente, según otro análisis, éste de la firma Adecco: cuatro de cada diez mujeres mayores de 14 años forman parte de la población económicamente activa en nuestro país. También cuatro de cada diez hogares mexicanos tienen a una mujer como cabeza de familia, una tasa altísima que evidencia el efecto del trabajo femenino dentro del marcado laboral y, claro, el económico.

Y esto para que haya constancia de la presencia de la mujer en el mercado laboral (y todos aquellos en los que éste tiene un efecto) y se haga más énfasis en el trabajo que al respecto debe hacerse. Si ya se ha trabajado en leyes, que ahora se trabaje en acelerar sus resultados y en mejorar las condiciones que hoy existen.

Comparte esta entrada

Comentarios